¿Cómo la meteorización descompone rocas?

Escrito por doug bennett | Traducido por paula ximena cassiraga
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo la meteorización descompone rocas?
La piedra de cal, rica en calcita, es susceptible a la disolución, una forma de meteorización. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Las rocas que se encuentran en la superifice de la Tierra o cerca de ésta se descomponen continuamente por un proceso natural conocido como meteorización. La meteorización descompone rocas por mecanismos biológicos, químicos y mecánicos. Estos procesos suelen trabajar juntos para lograr la meteorización final de una roca dada. Con el tiempo, estas fuerzas de meteorización puede nivelar montañas enteras o labrar cuevas masivas.

Otras personas están leyendo

Lo básico de la meteorización

La naturaleza presenta dos fuerzas destructivas principales: meteorización y erosión. La meteorización implica la desintegración y descomposición de las rocas. Esto sucede en, o cerca, de la superficie y siempre donde la roca se encuentra. La erosión, por otro lado, implica la incorporación y transporte de productos de meteorización por un agente móvil, como el viento o el agua. La meteorización produce piezas más pequeñas de rocas que pueden ser similares en composición que la roca padre o diferentes.

Meteorización física

La meteorización física implica la descomposición de las rocas por medios mecánicos, por lo general cambios de temperatura y presión. Las piezas resultantes retienen la composición original. Uno de los mecanismos principales de la naturaleza de la meteorización física es el acuñamiento de heladas. El agua se entromete en una roca a través de grietas y se congela. Esto causa una expansión con presiones de hasta 4,3 millones de libras (1,95 millones de kilos) por pie cuadrado, teniendo como resultado la fragmentación de la roca. La exfoliación o descarga sucede cuando la presión en una roca se reduce debido a la elevación o erosión. La presión reducida hace que la roca se expande, teniendo como resultado la fragmentación. La expansión térmica y la cristalización son métodos donde la roca se meteoriza mecánicamente.

Meteorización química

La meteorización química implica la descomposición de la roca por medio químicos, es decir que la estructura interna de la roca se altera por la adición o remoción de elementos. Las piezas resultantes tienen una composición distinta. La disolución o lixiviación sucede cuando ciertos minerales se disuelven en agua ácida, como hálito y calcita. La oxidación ocurre cuando el oxígeno se mezcla con silicatos que contienen hierro para producir óxido. Esto es común en rocas máficas, que son ferromagnesianas en composición. La hidrólisis sucede cuando el hidrógeno, por lo general del ácido carbónico, se combina con minerales de silicato produciendo arcilla.

Meteorización biológica

La meteorización biológica implica la descomposición de la roca por agentes físicos o químicos de organismos. Las piezas resultantes podrían o no podrían retener su composición original. El acuñamiento de raíz es un tipo común de meteorización biológica. Esto sucede cuando las raíces penetran a una roca y siguen creciendo. La presión de la expansión causa fragmentación. La actividad animal, como la excavación, también puede llevar a la fragmentación. Si bien estos son ejemplos de meteorización biológica física, también hay tipos de meteorización biológica química. Por ejemplo, el líquen, hongos y moho pueden segregar ácidos que alterar la composición química de la roca. La tierra orgánica también puede causar meteorización química. Esto sucede cuando el carbono se libera durante la descomposición. Este carbono puede combinarse con agua para formar un ácido débil.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles