Metilfenidato vs. las anfetaminas

Escrito por jay leone | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Metilfenidato vs. las anfetaminas
Píldoras.

El metilfenidato y las anfetaminas son ambos estimulantes por prescripción para el sistema nervioso central. Se utilizan principalmente en el tratamiento del trastorno de déficit de atención, entre otras condiciones. Se debe tener cuidado durante el uso de cualquiera de estos medicamentos, ya que se sabe que tienen efectos secundarios adversos en algunos casos.

Otras personas están leyendo

Función

Las anfetaminas se utilizan para estimular los nervios y el cerebro mediante el aumento de las cantidades de ciertas sustancias químicas en el cuerpo de una persona. Ellas aumentan el ritmo cardíaco y la presión arterial y disminuyen el apetito. El metilfenidato afecta a los químicos en el cerebro que contribuyen al control de los impulsos y la hiperactividad. Se utilizan para controlar los síntomas como la hiperactividad, la distracción, la falta de atención y la impulsividad.

Usos

Ambos medicamentos se utilizan como parte de los planes de tratamiento para las personas que sufren de ciertas condiciones. El metilfenidato y las anfetaminas se utilizan para tratar a pacientes con enfermedades como el trastorno por déficit de atención y trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Estos se utilizan para tratar la narcolepsia o trastorno del sueño. Ambos sólo se deben tomar en un horario determinado por un médico.

Efectos secundarios

Algunos efectos secundarios comunes asociados con el consumo de anfetaminas son las siguientes: agitación, ansiedad, nerviosismo, mareos, dolor de cabeza, insomnio, sequedad de boca, diarrea o estreñimiento y cambios en el deseo sexual. Los efectos secundarios más graves son latidos irregulares del corazón, presión arterial alta, alucinaciones, confusión y reacciones alérgicas que incluyen dificultad para respirar e hinchazón de la lengua o en la cara.

Estos son efectos secundarios comunes asociados con el uso del metilfenidato: náuseas, vómitos, pérdida de apetito, nerviosismo y pérdida de peso. Los efectos secundarios más graves incluyen agresión, fiebre, dolor de garganta, presión arterial alta, alucinaciones y ritmo cardíaco irregular.

Si sufres efectos secundarios graves mientras estás tomando cualquiera de estos medicamentos, habla con un médico.

Advertencias

Se debe tener cuidado mientras manejas un automóvil o maquinaria pesada bajo la influencia de cualquiera de estos medicamentos, ya que pueden causar visión borrosa y mareos. Las anfetaminas y el metilfenidato forman un hábito; el uso a largo plazo puede resultar en la adicción. Las personas con presión arterial alta o enfermedades del corazón no deben usar estos medicamentos.

Características

La sal de anfetamina, o sulfato de anfetamina, está disponible con receta médica, ya sea en tabletas de 5 o 10 miligramos. Muchas marcas que distribuyen las anfetaminas también ofrecen el medicamento en forma de solución.

El metilfenidato está disponible en varias formas dependiendo del proveedor. Se presenta en comprimidos con dosis de 2,5, 5, 10 o 20 miligramos. Este medicamento también se encuentra disponible en una solución líquida que ofrece 2 miligramos de metilfenidato por porción de 5 mililitros. Las tabletas masticables están disponibles en 2,5, 5 ó 10 miligramos de metilfenidato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles