¿Cuál es el método de prueba más exacto para el VIH?

Escrito por lia stannard | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es el método de prueba más exacto para el VIH?
El VIH se transmite mediante las relaciones sexuales sin protección. (Comstock/Comstock/Getty Images)

El virus de inmunodeficiencia humana o VIH es una enfermedad de transmisión sexual que no tiene cura. Los síntomas comunes del VIH son la fatiga, la fiebre, los dolores de cabeza, las erupciones, el dolor de garganta y la hinchazón de las glándulas linfáticas, aunque es posible que los pacientes con VIH agudo no presenten los síntomas de inmediato. Además, según los Institutos Nacionales de la salud, algunas personas podrían no experimentar ningún síntoma cuando reciben el diagnóstico. Es fundamental que la gente sexualmente activa se realice un análisis de VIH, según dicen el CDC y los Institutos Nacionales de la Salud.

Otras personas están leyendo

Anticuerpos VIH

La forma más exacta de detectar el VIH es mediante un análisis de sangre. Cuando una persona tiene una infección de VIH en su sangre se presentan anticuerpos anti-VIH. Sin embargo, las pruebas de sangre no son 100 por ciento infalibles: si bien la persona puede estar infectada, podrían pasar hasta 3 meses hasta que la prueba de ELISA cambie de VIH negativo a positivo, según los Institutos Nacionales de la Salud.

Prueba de ELISA

Según los Institutos Nacionales de la Salud, la prueba de ELISA es la manera más efectiva de detectar una infección de VIH. Para esta prueba se necesita una muestra de sangre: el médico sacará sangre ya sea del interior del codo o la parte posterior de la mano, donde es más fácil acceder a las venas. Antes de extraer la sangre, el médico usará una toalla antiséptica para limpiar el área y tal vez una banda elástica en la parte superior del brazo para ayudar a que la sangre fluya a las venas. Luego de que la sangre se recolecta en un frasco hermético se examina la presencia de anticuerpos anti-VIH.

Falsos positivos

A pesar de que la prueba de ELISA es muy exacta, es posible que haya un falso positivo. El principal problema con esta prueba es que los anticuerpos podrían no aparecer hasta después de los tres meses; las personas en riesgo deberían realizarse el examen con frecuencia, cada 3 a 6 meses, según el CDC. Otras condiciones, como la enfermedad de Lyme, la sífilis y el lupus pueden provocar un falso positivo en la prueba de ELISA.

Western Blot o inmunoblot

Una vez que la prueba de ELISA haya concluido, el médico realizará un Western blot para confirmar los resultados. Este método también emplea una muestra de sangre: si el resultado es positivo, entonces el paciente tiene VIH. Si el Western blot da negativo y la prueba de ELISA fue positiva, entonces se trata de un falso positivo en la prueba de ELISA. No obstante, es posible que los resultados del Western blot sean inconclusos y que se requieran más exámenes. Además, un Western blot negativo no indica la ausencia de VIH, sobre todo si la prueba se realizó durante el "período de ventana" antes de que los anticuerpos fueran detectables.

Otras opciones

Según los Institutos Nacionales de la Salud, también puede usarse un diagnóstico de sangre diferencial para determinar la presencia del VIH, aunque no es tan exacto como la prueba de ELISA o el Western blot. Empleando un colorante especial en la muestra de sangre, el médico puede determinar si hay porcentaje disminuido de linfocitos, que es un signo de VIH. No obstante, debido a que la disminución de linfocitos también puede indicar la presencia de otras enfermedades, no se considera un método de prueba exacto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles