Métodos de eliminación de dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno

Escrito por rebecca macken | Traducido por mayra cabrera
Métodos de eliminación de dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno

El dióxido de azufre y el sulfuro de hidrógeno son producidos bajo condiciones naturales y por mano del hombre.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El dióxido de azufre y el sulfuro de hidrógeno son gases químicos a base de azufre producidos mediante procesos naturales e industriales. Los altos niveles de ambos gases se cree que contribuyen a una variedad de problemas ambientales y de salud. Existen medidas que puedes tomar para ayudar a reducir y eliminar estos gases de tu hogar y del ambiente en general.

Otras personas están leyendo

Acerca del dióxido de azufre

El dióxido de azufre (SO2) es incoloro y nocivo, con un poderoso olor y puede estar presente como gas o líquido. Creado en la naturaleza mediante actividad volcánica, es producido con mayor frecuencia mediante el proceso de combustibles fósiles en en los recursos industriales y energéticos. La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) clasifica al dióxido de azufre como un gas "altamente reactivo" y ha desarrollado estándares industriales para reducir la cantidad de gas liberado a la atmósfera. Los efectos de dióxido de azufre oscilan desde la producción de lluvia ácida hasta enfermedades respiratorias individuales. Sin embargo, el dióxido de azufre no es del todo malo; a pequeños niveles el producto químico se utiliza como conservador de fruta y de hecho es producido naturalmente en el cuerpo, ya que el cuerpo humano promedio contiene una media de 1.000 mg por día. El cuerpo está equipado con enzimas capaces de descomponer los químicos, pero demasiados químicos todavía pueden tener efectos adversos.

Acerca del sulfuro de hidrógeno

Creado a través del deterioro de las proteínas que comprenden azufre, el sulfuro de hidrógeno (H2S) está contenido naturalmente en los gases volcánicos y naturales, aceite crudo de petróleo, aguas termales, residuos animales y humanos, así como un subproducto de bacterias del azufre. El sulfuro de hidrógeno también se produce durante las operaciones de tratamiento de aguas residuales industriales, incluyendo el procesamiento de alimentos y refinerías de petróleo. Caracterizado por su olor a huevo podrido, el sulfuro de hidrógeno afecta a varios sistemas del cuerpo con bajos niveles de exposición que resultan en problemas respiratorios a corto plazo, disminución del apetito, mareos y dolores de cabeza, y en altas concentraciones resultan en la muerte.

Eliminación de dióxido de azufre con óxido de calcio

La neutralización a través de cambiar la composición química del dióxido de azufre es una opción para eliminar el gas de las emisiones de las instalaciones industriales y energéticas. Los experimentos que ilustran los efectos de la combinación de dióxido de azufre con sodocálcico, que se compone de óxido de calcio e hidróxido de sodio, han demostrado ser eficaces en la conversión de dióxido de azufre en sulfuro de calcio. La conversión se produce debido a la reacción del dióxido de azufre a óxido de calcio, no sólo cambia el compuesto químico, sino también la reducción de la presión del gas.

Eliminación de dióxido de azufre con depuradores

Usados en la eliminación de partículas de gas de chimeneas industriales, los depuradores funcionan para eliminar el dióxido de azufre y otros gases antes de ser liberados en el medio ambiente. Los depuradores no regenerativos y regenerativos se utilizan para eliminar el dióxido de azufre, con las partículas eliminadas por el depurador regenerativo recicladas en materiales utilizables. La forma más común de depurador utilizado para la eliminación de dióxido de azufre es el depurador húmedo no regenerativo, que absorbe los gases de combustión con suspensión de agua y piedra caliza. Así como la combinación de sodocálcico se indicó anteriormente, este proceso altera el compuesto químico y crea sulfato de calcio, también conocido como yeso, que luego se desecha o se recicla como paneles de pared o fertilizantes. Otro método de depurador emplea un depurador regenerativo que combina sulfito de sodio con el dióxido de azufre que resulta en bisulfito de sodio. El bisulfito de sodio se reduce luego al sulfito de sodio y el azufre usando un álcali, con el azufre que se utiliza para producir ácido sulfúrico.

Eliminación de sulfuro de hidrógeno a partir de agua potable

El sulfuro de hidrógeno en el agua potable no es algo común y con frecuencia no tiene efectos nocivos para la salud, pero puede afectar el sabor y el olor, así como corroer artículos para el hogar. Mientras que los calentadores de agua a veces pueden ser los culpables debido a la inserción de una barra de magnesio durante la fabricación que está destinado a proteger contra el deterioro del calentador, los sucesos naturales de bacterias de azufre en el agua también puede ser los culpables. Estas bacterias se alimentan del azufre en rocas, suelo y plantas en descomposición y el sulfuro de hidrógeno es el subproducto. Hay tres métodos efectivos para la eliminación de sulfuro de hidrógeno a partir de agua potable, que incluyen la cloración, la aireación y filtros de carbono. La cloración implica la adición de una pequeña cantidad de cloro en el sistema de agua que luego convierte el sulfuro de hidrógeno en partículas amarillas de azufre que luego son filtradas. La aireación implica la adición de aire comprimido en el sistema de agua también resulta en la conversión de la sustancia química a azufre amarillo. Los filtros de carbón son más eficaces con sólo pequeñas cantidades de sulfuro de hidrógeno, como el sulfuro de hidrógeno deben ser absorbidas por los filtros.

Eliminación de sulfuro de hidrógeno con oxidación presurizada

Usada en la eliminación de sulfuro de hidrógeno a partir de agua de pozo, la oxidación a presión convierte el sulfuro de hidrógeno en agua y azufre a través de la aplicación de oxígeno a alta presión. Cuando el oxígeno entra en contacto con el sulfuro de hidrógeno en el agua, el oxígeno crea una reacción química que da lugar a la descomposición del sulfuro de hidrógeno en hidrógeno y azufre, combinando el hidrógeno con el oxígeno para formar agua. Un inductor bombea el oxígeno en el agua y conforme la reacción tiene lugar, el azufre restante también se desplazará hacia la parte inferior del tanque.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media