Métodos de esterilización de biberones

Escrito por jeffrey brian | Traducido por paulo gutierrez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Métodos de esterilización de biberones
(baby with bottle image by Phattman from Fotolia.com)

Los bebés tienen mucho menos inmunidad a las enfermedades que los adultos, de modo que necesitas agregar precauciones con respecto a todo lo que le das a un bebé, incluyendo sus biberones. Los biberones deben ser esterilizados a diario, ya que la leche materna y la fórmula de la que están llenos puede acumularse y formar moho o bacterias que son perjudiciales para el bebé. El lavado regular puede ser lo suficientemente eficaz para los adultos sanos y niños mayores, pero para los bebés o aquellos que están enfermos, se necesita una esterilización adecuada.

Otras personas están leyendo

Microondas y fregado

Usando un cepillo para biberones, jabón para platos y agua caliente limpia el interior de los biberones. Enjuágalos y llénalos con agua limpia. Calienta los biberones llenos de agua durante cinco minutos en un microondas. El agua se calentará y se convertirá en un medio de saneamiento que mata los gérmenes y elimina los restos de líquido seco. Retira cuidadosamente los biberones del microondas, vierte el agua y enjuaga con agua tibia y limpia. Luego colócalos en un escurridor para secarlos. Asegúrate de no poner los biberones en un escurridor sucio o manipularlos con un trapo sucio o con las manos sucias.

Agua hervida

Llena una olla grande con agua y ponla a hervir. Coloca los biberones, chupones y las tapas que retiraste dentro del agua. Deja hervir durante 10 minutos y retira los elementos de la olla, enjuágalos con agua tibia y ponlos a secar o sécalos con un paño de cocina limpio. El agua hirviendo mata todos los gérmenes y suelta cualquier líquido atrapado en el interior. Asegúrate de manipular los biberones con las manos limpias y un paño de cocina limpio para mantener la esterilización y evitar la propagación de gérmenes o contaminantes.

Usa un esterilizador de vapor

Existen esterilizadores de vapor en el mercado que son ideales para los biberones, así como para Tupperware, chupetes, juguetes y mucho más. Obtén un esterilizador de vapor y sigue las instrucciones. En la mayoría sólo necesitas conectarlos, agregar un poco de agua en el contenedor, colocar los artículos en la sección encapuchada y comenzar la vaporización. La mayoría de estos esterilizadores tienen ciclos que van desde 10 a 15 minutos.

Pastillas solubles

Llena un recipiente grande con agua fría y coloca una pastilla de esterilización soluble en el agua. Las tabletas solubles las puedes encontrar en la mayoría de los supermercados y farmacias. Deja que se disuelva. Coloca los biberones, chupones y las tapas abiertas en el agua. Deja reposar por treinta minutos. Luego, retira los elementos y enjuágalos con agua tibia y limpia. Después coloca los artículos en un escurridor y déjalos secar al aire. Asegúrate de que el escurridor esté limpio y que no tenga contaminantes potenciales. Además, procura siempre manipular los biberones con las manos limpias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles