Cómo mezclar cemento blanco y arena para hacer mortero blanco utilizado para la construcción de viviendas de piedra

Escrito por meg butler | Traducido por claudia caceres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo mezclar cemento blanco y arena para hacer mortero blanco utilizado para la construcción de viviendas de piedra
El mortero blanco hace que la piedra destaque. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Muchos propietarios disfrutan la apariencia del mortero blanco debido a su habilidad para destacar la piedra. Si deseas hacer tu propio mortero blanco, necesitarás los ingredientes correctos. Para obtener mortero blanco verdadero, debes mezclar cemento blanco con arena blanca. Una vez que tengas los ingredientes en su lugar, haz con seguridad el siguiente paso. El cemento parece inofensivo, pero es muy cáustico. Protege tu piel y los pulmones para mantenerte a salvo durante este gran trabajo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Respirador con filtro P1 o P2
  • Gafas de protección
  • Guantes de trabajo
  • Cemento blanco
  • Cal
  • Arena blanca
  • Azada
  • Baldes
  • Carretilla
  • Recipiente grande

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide una parte de cemento blanco, seis partes de arena blanca y una parte de cal. Para una medición consistente, usa recipientes del mismo tamaño para recoger y nivelar cada parte. Añade la arena y cemento a una carretilla. Añade la cal en un recipiente independiente que contenga al menos cuatro veces el volumen de la cal.

  2. 2

    Mide y añade 2 1/2 veces el volumen de la cal hidratada en agua al recipiente. Mezcla la cal y el agua completamente. Deja que la cal se hidrate durante la noche.

  3. 3

    Mezcla la arena y el cemento con una azada.

  4. 4

    Cava un hoyo en el medio de la mezcla de arena y cemento. Añade la cal apagada al agujero. Empuja y tira la mezcla de la carretilla con la azada para mezclar la cal apagada con el cemento y la arena.

  5. 5

    Añade una parte de agua a la mezcla. Mezcla para lograr una consistencia uniforme. Agrega más agua según sea necesario, con tu contenedor u otro recipiente graduado. Mezcla el mortero para lograr una consistencia uniforme después de cada adición. Añade agua hasta que el mortero tenga la consistencia de barro blando y luego haz una cresta en el mortero. Si mantiene su forma sin caerse, el mortero está listo para ser usado. Anota la cantidad de agua que se agrega a la mezcla para volver a hacerlo fácilmente más tarde.

  6. 6

    Vierte más agua sobre el mortero, según sea necesario, para mantener la consistencia correcta. Mientras trabajas, el mortero empieza a secarse. Desecha la mezcla de mortero después de 2 1/2 horas, ya que será muy difícil de usar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles