Una mirada diferente a establecer los alimentos que se comen con las manos

Escrito por vanessa stolarski | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

El puré puede no ser el siguiente paso lógico para un infante de pecho

Una mirada diferente a establecer los alimentos que se comen con las manos
(BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Yo estaba bien consciente de que amamantar estaba bajo el control de mi hijo. Las comidas sólidas se sentían como una imposición para él.

— Gill Rapley, autora y pionera en el destete de los bebés

El curioso Max, de seis meses de edad, vio una pata de pollo cocinada en su plato. Luego de algunos minutos de juguetear con ella, torpemente la levantó y sacó un pedazo con su boca. Su cara se contorsionó a medida que la movió en su paladar y luego la escupió. Este escenario puede parecer lo suficientemente precario para terminar tomando un curso rápido de primeros auxilios para infantes. Pero Gill Rapeley dice que esto no es sólo seguro, sino que es normal. Rapley, una innovadora en el destete de los bebés y visitadora médica del Reino Unido, cree en que los alimentos que se comen con los dedos ofrecen un mejor acercamiento al mundo de la comida sólida que los purés.

Los antecedentes

Una mirada diferente a establecer los alimentos que se comen con las manos
(George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Durante su época como visitadora médica en el Reino Unido, Rapley se encontró con muchos padres que tenían problemas para enseñar a sus hijos a comer alimentos sólidos. Los bebés se ponían quisquillosos o no aceptaban ser alimentados con cuchara. Los problemas se disipaban luego de que ella recomendaba a los padres permitir a los bebés comer por sí mismos.

Rapley, madre de tres, recuerda sentirse inquieta al alimentar a sus hijos con sólidos, especialmente durante un tiempo en que la edad normal para comer sólidos era los 4 meses.

"Estaba muy consciente de que el amamantamiento estaba bajo el control de mi hijo", dice. "Las comidas sólidas se sentían como una imposición para él".

Rapley dice que los infantes amamantados tienen una autonomía única respecto a la ingesta de comida. Ellos controlan el tamaño de la porción y la duración de sus comidas líquidas. El método de destete mediante la introducción de sólidos, introducido por la pionera Rapley, sigue dándole al infante el control sobre su ingesta de comida.

El método

Una mirada diferente a establecer los alimentos que se comen con las manos
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Bajo el método de Rapley, en lugar de meter una cuchara de puré sin descripción en la cara del bebé, le dejas comer lo que quiere. Dale algunas alternativas, para que pueda emplear todos sus sentidos. Déjale que elija la comida y la apriete, huela y pruebe. Si la escupe, entonces también permíteselo. El proceso de la introducción de sólidos en esta etapa, después de todo, es simplemente práctica. Rapley dice que entonces debe ser práctico.

"¿Por qué darles puré de cordero y luego un juguete para entretenerse?", pregunta. "¿Por qué no simplemente darles el cordero?".

El bebé puede tener arcadas al principio, pero quienes defienden este método insisten en que es normal. De hecho, Rapley dice que es una característica de seguridad necesaria.

"El lugar en la lengua que genera las arcadas se mueve hacia atrás con la edad", dice. "Si comienzas a ponerte cosas en la boca hará que te muevas hacia adelante. El hecho es que (el reflejo) se mueva hacia atrás significa que deberían comenzar a comer (alimentos con los dedos) más temprano".

Masticar es un instinto natural del bebé, de acuerdo con Rapley, y se inhibe con los purés y puede crear un mayor potencial de asfixia una vez que introduzcan los alimentos que se comen con las manos.

Lisa Irvine, M.D. del Pediátrico de Purcellville, VA, ha tenido experiencias miliares trabajando con padres cuyos infantes están rechazando las comidas sólidas. "He visto cómo sucede en pacientes que comían puré por algún tiempo y luego tuvieron problemas con las comidas con más textura".

Las precauciones

Una mirada diferente a establecer los alimentos que se comen con las manos
(Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images)

Penny Glass, Ph. D. de psicología del desarrollo para el Centro Médico Infantil en Washington D.C., insiste en la importancia de coordinar el momento en que se introduce a los bebés a los alimentos sólidos.

"Uno no comienza a alimentar al bebé cuando está realmente hambriento", dice Glass. "Se hace entre una botella o una sesión de amamantamiento para que tengan la oportunidad de decidir si lo quieren".

Aunque la asfixia provocada por las comidas sólidas es una preocupación para los padres, Rapley dice que alimentarlos con cuchara es tan riesgoso, dado que los infantes tienden a succionar la comida. Al dar una mordida a algo se usa un mecanismo diferente. Dice que la distracción representa un riesgo de asfixia también, pero las personas parecen estar bien con eso.

"Y aún así, con los niños, ¿qué hacemos para distraerlos para lograr que coman?", pregunta. "Usamos juegos, libros y los hacemos reír ¿y eso se considera seguro?".

Además, la prevalencia de las alergias alimentarias en la cultura estadounidense requiere que los padres evalúen por sí mismos que alimentos introducir y a qué ritmo. También es importante buscar el consejo de tu pediatra si es que el infante tiene un paladar de arco alto o sufre de reflujo gastrointestinal, también conocido como GERD.

Estar listos

Una mirada diferente a establecer los alimentos que se comen con las manos
(Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Kristin Potts, líder del grupo de apoyo al amamantamiento y educacional La Liga Internacional de la Leche recomienda el libro de la liga "The Womanly art of Breastfeeding" como una guía de alimentación. Suguiere que el destete de la leche de pecho debería ser un proceso no forzado mediante el cual el bebé desarrolle un interés en los alimentos sólidos a su propio ritmo.

"Si la meta final es tener una relación larga y saludable con el amamantamiento, los sólidos deberían ser introducidos lentamente", dice Potts.

El desarrollo de bienestar, dice Glass, también determinará el momento.

"Para muchos niños se trata más de una dificultad técnica", dice. "Algunos bebés no crecen bien. En este caso, dejar que el bebé decida lo que quiere comer puede no ser la mejor idea".

Irvine advierte a los padres con infantes prematuros que consideran este método. "Estos bebés pueden tener seis meses, pero en términos de desarrollo todavía no están listos", dice.

En cualquier caso, los padres deberían discutir este método con quienes entregan cuidados de salud a su bebé. También deben observar cuidadosamente la habilidad del niño de manejar comida.

"Yo haría que masticaran con dientes o encías algo que no se vaya a romper", dice Glass. "Dales una mazorca de maíz sin el maíz. Déjalos que la roan. Entonces estarán realmente usando sus encías y no succionando".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles