Mis hombros crujen al bracear cuando nado

Escrito por hannah mich | Traducido por ana grasso
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mis hombros crujen al bracear cuando nado
El sobre-entrenamiento aumenta tu riesgo de lesiones en los hombros. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Nadar puede causar daños a los hombros por los continuos movimientos de rotación. Estos daños pueden ser tendinitis, síndrome de pinzamiento y desgarros del labrum del hombro. Un ruido o sensación de crujido puede ocurrir con cualquiera de estas lesiones. Los tratamientos incluyen reposo, hielo y drogas anti-inflamatorias libres de esteroides. Si los síntomas continúan o empeoran, consulta con tu médico.

Otras personas están leyendo

Causas y factores de riesgo

Según un artículo de "North American Journal of Sports Physical Therapy” de 2006, los nadadores suelen tener una rotación externa excesiva de sus hombros y una disminuída en la parte interna, causando esfuerzo de parte de articulaciones y tendones. Un rango de movimiento anormal, músculos contraídos, sobre-entrenamiento, mala postura y una técnica incorrecta de nado aumentan el riesgo de una lesión de hombro. Las lesiones de hombro incluyen el síndrome de pinzamiento, tendinitis, bursitis y desgarramiento del labrum. El síndrome de pinzamiento es cuando el tendón del manguito rotatorio y la bursa o un saco de fluído se ven comprimidos e inflamados. La hinchazón o inflamación pueden causar crujidos en los hombros mientras nadas. Un desgarramiento del labrum es un desgarramiento en el cartílago que rodea la articulación de tu hombro. El cartílago desgarrado puede causar crujidos durante la rotación del mismo.

Signos y síntomas adicionales

Los síntomas varían dependiendo de la severidad de la lesión. Puedes experimentar dolor de hombros, que puede empeorar con movimientos de los mismos por sobre la cabeza al nadar. También puedes experimentar dolor mientras duermes. El dolor puede ser sordo, irritante, intenso o punzante. Signos de una lesión de hombro pueden ser una disminución en el rango de movimiento, una sensación de sensibilidad sobre la herida y debilidad del músculo. La atrofia muscular o pérdida de músculo, dolor constante y habilidad atlética disminuída son signos y síntomas adicionales.

Tratamiento

Un tratamiento inicial incluye reposo, hielo y drogas anti-inflamatorias libres de esteroides como el ibuprofeno. Mientras tu hombro sana, puedes querer modificar tus actividades (evitar actividades que puedan agravar tus síntomas como nadar, movimientos por sobre la cabeza y levantar objetos pesados). Para un dolor persistente, tu médico puede recomendar terapia física, una inyección de corticoides o cirugía. La terapia física te ayudará a recuperar tu rango de movimiento y fortaleza, mientras que la cirugía se deshará de trozos de cartílago sueltos y reparará cualquier daño al cartílago y a los tendones.

Prevención

Haz un entrenamiento combinado de una a dos veces por semana y descansa al menos un día a la semana para prevenir un sobre-entrenamiento. Incluye elongación y entrenamiento de fortaleza en tu rutina para incrementar la flexibilidad y fortaleza del músculo. Por ejemplo, haz extensiones de hombros y rotaciones internas y externas utilizando una banda de resistencia para fortalecer los músculos del manguito rotatorio. Haz ejercicios de estabilidad de los hombros para mejorar su estabilidad y disminuir el riesgo de una lesión. Ejercicios de estabilidad incluyen sostener una posición de lagartija en el suelo subiendo un pequeño escalón con tus manos. Finalmente mejora tu postura y corrige técnicas incorrectas de nado. Por ejemplo, no dejes que tu mano cruce la línea media cuando levantas tu brazo nadando en estilo libre.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles