Mis músculos internos del muslo me duelen y apenas puedo caminar después de hacer ejercicio

Escrito por laura niedziocha | Traducido por stefanía saravia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mis músculos internos del muslo me duelen y apenas puedo caminar después de hacer ejercicio
Estirar antes y después de hacer ejercicio pueden ayudarte a prevenir el dolor de piernas. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)

Aunque el ejercicio es bueno para tu cuerpo, si te ejercitas muy enérgicamente o lo haces sin un apropiado calentamiento o enfriamiento, puedes estar conduciendo a tu cuerpo a un dolor posterior. El dolor en tus músculos después de entrenar es causado de manera típica por gotas microscópicas en las fibras musculares. Aquellas gotas o lágrimas son pequeñas lesiones sostenidas por tus músculos mientras tratan de realizar el intenso trabajo que se les pide. Solo el tiempo puede sanar el dolor, pero hay ciertas estrategias que pueden ayudarte a reducir el riesgo de sufrir lesiones o de lastimarte.

Otras personas están leyendo

Anatomía

Los músculos internos realizan un movimiento conocido como aducción, o traer a las piernas hacia la línea media del cuerpo. Estos músculos incluyen el pectíneo, aductor largo, aductor corto, recto interno y aductor mayor. Todos estos músculos están en el interior del muslo al lado de los cuádriceps. Teniendo especial cuidado para estirar y calentar los músculos puedes reducir las lesiones y hacer que tus actividades sean más fáciles después del ejercicio.

Estiramiento

El estiramiento es útil tanto para prevenir lesiones por uso excesivo como para ayudar a la rehabilitación de los músculos. Los estiramientos deben formar parte de las fases tanto de calentamiento como de enfriamiento de tu entrenamiento. El estiramiento ayuda a preparar los músculos para el ejercicio y reduce el riesgo de lesiones. Cuando los músculos están adoloridos por el ejercicio, los estiramientos suaves estimulan el flujo de sangre al área y pueden ayudar a reducir el dolor y acelerar la curación.

Estiramientos

Dos estiramientos para trabajar en tu calentamiento y enfriamiento son el estiramiento Mariposa y el estiramiento Sentado Combinado. Para llevar a cabo el estiramiento Mariposa siéntate en el piso con tu pierna en una posición plegada de modo que las plantas de ambos pies se toquen entre sí. Manteniendo los abdominales ocupados, inclínate lentamente hacia delante lo más que puedas, manteniendo las rodillas hacia abajo y los pies juntos. Mantén este estiramiento durante 20 segundos, luego repítelo dos o tres veces. Para el sentado Combinado siéntate en el suelo con las piernas extendidas y tan lejos como puedas. Manteniendo los abdominales contraídos y la espalda recta, inclínate lentamente hacia tu pecho, hacia delante entre las piernas. Mantén este estiramiento durante 20 segundos y luego repítelo dos o tres veces.

Calentamiento y enfriamiento

Para reducir el riesgo de dolor en tus músculos toma 10 minutos antes de tu entrenamiento y 10 minutos después de él para hacer un buen calentamiento y enfriamiento. Un calentamiento debe involucrar un ejercicio dinámico de intensidad ligera después del estiramiento. Un calentamiento aumenta lentamente el flujo sanguíneo y la temperatura corporal alrededor de los músculos, preparándolos para el ejercicio. Un enfriamiento se lleva a cabo al final del entrenamiento y debe ser seguido por un programa de estiramiento. Un enfriamiento adecuado ayuda a reducir el flujo sanguíneo y la temperatura lentamente y relaja los músculos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles