¿Por qué mis plantas de tomate florecen pero no dan frutos?

Escrito por jean asta | Traducido por daniel cardona
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué mis plantas de tomate florecen pero no dan frutos?
Los tomates necesitan las condiciones apropiadas para producir altos rendimientos. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

La jardinería del tomate no se considera una de las tareas más difíciles en el cultivo de tu jardín, pero puede convertirse en una de las más frustrantes por una razón particular. Tu planta de tomate puede florecer y florecer bien, pero por alguna razón, puede negarse a presentar un solo tomate. Si este es tu problema, puede estar ocurriendo por una variedad de razones. Es importante entender por qué está ocurriendo esto y evitar que suceda para hacer que tu planta produzca la codiciada fruta.

Otras personas están leyendo

Luz solar

Tu planta de tomate puede no producir ninguna fruta por un número de razones, pero una razón principal puede ser la luz del sol que está recibiendo. Si la planta no está recibiendo suficiente luz solar, no va a crecer adecuadamente, y dejará de producir la fruta que estás buscando. Los tomates necesitan alrededor de ocho a 10 horas de luz solar directa, y cualquier tiempo menor a este puede impedir que el fruto aparezca, incluyendo la luz solar parcial o indirecta.

Fertilizante

Al igual que con cualquier otra planta o flor, el fertilizante es también una parte importante en el proceso de crecimiento. En el caso de la planta de tomate, es un producto esencial para establecer tu fruto. Tu fertilizante no debe ser muy alto en nitrógeno, y debe ser usado en el suelo antes de que la siembra se realice. Las plantas deben ser alimentadas de costado, y puedes usar de 1 a 2 cucharadas de tu fertilizante bajo en nitrógeno. Este se puede administrar una vez a la semana durante aproximadamente 10 semanas.

Temperaturas extremas

Las temperaturas también pueden ser una causa del bajo crecimiento de tomates en tus plantas. Los tomates deben ser cultivados a temperaturas entre 70 y 80 grados F (21 y 27 grados C), y las temperaturas extremas ya sean cálidas o frías no permitirán que los frutos aparezcan. Varios días de temperaturas superiores a 90 grados F (32 grados C) o menores de 55 grados F (12 grados C) serán demasiado calientes o demasiado frías para los tomates, y tu planta nunca tendrá la oportunidad de producirlos.

Otros factores

Aunque la luz, el fertilizante y las temperaturas son los principales factores para no disfrutar de la cosecha de tomate que te gustaría, también hay otras consideraciones que pueden hacer que la planta no de la fruta. Una de esas razones, las plagas y las enfermedades, pueden producir bacterias y hongos en tu planta que afectarán su crecimiento. Otra razón, el riego, puede hacer que tu planta quede inundada o mal alimentada. Ambas condiciones detendrán el crecimiento de los tomates.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles