Mitos y realidades sobre el SIDA

Escrito por erik steel | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mitos y realidades sobre el SIDA
Mitos y realidades sobre el SIDA. (sida image by NLPhotos from Fotolia.com)

Hay muchos mitos que rodean al VIH/SIDA, los cuales contribuyen a una incomprensión general del virus. Estos malentendidos pueden llevar a deshacer los prejuicios contra las personas VIH positivas, así como no saber la mejor manera de protegerse y proteger a otros.

Otras personas están leyendo

Mito: el VIH se transmite de forma casual

Algunos creen que es posible contraer el VIH por contacto casual (abrazos, besos), al compartir un vaso con alguien o usando el mismo baño o instalaciones sanitarias.

Realidad: las vías de transmisión

El VIH se transmite sólo cuando el virus puede atravesar la barrera sanguínea en cantidades suficientes para provocar una infección. Las vías primarias de la transmisión son las relaciones sexuales sin protección, compartir agujas hipodérmicas y de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia materna; en el caso de los besos, tendría que haber un fluido corporal del cuerpo presente (VIH no se transmite por la saliva), y la persona VIH negativa tendría que tener un raspón o una llaga en la boca para contraer el virus.

Mito: los condones aumentan el riesgo de transmisión

Algunas personas creen que, en lugar de protegerlos de la infección por VIH, el uso de preservativos en realidad contribuye a la epidemia.

Realidad: los condones son una barrera efectiva

Este mito se perpetúa para controlar la moral, no para presentar a la gente con una información de salud objetiva. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reportan que el uso correcto y consistente de los condones de poliuretano y látex reducen significativamente el riesgo de transmisión del VIH.

Mito: las drogas han curado el VIH

Hay una creencia creciente de que el uso de medicamentos antirretrovirales curan el VIH o la hacen tan insignificante como para haber dejado de ser una preocupación.

Realidad: hay tratamiento pero no hay cura

No hay cura para el VIH y sigue siendo un diagnóstico significativo. Aunque el uso de medicamentos antirretrovirales ha mejorado la calidad de vida de las personas VIH-positivas y han ampliado la cantidad de tiempo que pueden vivir sin síntomas, los medicamentos son caros, involucran regímenes complicados y pueden causar efectos secundarios graves. Y muchas personas experimentan una resistencia viral a los medicamentos, lo cual puede interferir con la capacidad de los medicamentos para mantener los niveles de VIH bajo control, lo que lleva a más complicaciones.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles