Cómo usar una mochila de hidratación

Escrito por contributing writer | Traducido por paulo gutierrez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar una mochila de hidratación
Cómo usar una mochila de hidratación. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Ya sea que estés paseando en bicicleta por un camino campestre, practicando senderismo en una montaña o esquiando en una pista remota, permanecer hidratado es la clave para alcanzar tu máximo rendimiento y tu seguridad. Llevar abundante agua evitará que tengas que regresar temprano o deshidratarte. Una mochila de hidratación, la cual contiene una vejiga de agua conectada a un tubo de succión, es una forma conveniente y cómoda para transportar agua y beberla mientras estás en movimiento.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una mochila de hidratación
  • Agua
  • Un kit de limpieza

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge una mochila de hidratación que se ajuste a tus necesidades. Para excursiones o viajes más largos, querrás una mochila de mayor tamaño que contenga más agua y posea más bolsillos para refrigerios. Las marcas populares incluyen CamelBak y The North Face, pero existen muchas otras.

  2. 2

    Lava la vejiga antes de usarla. Si huele a humedad o ha estado con agua durante más de un día o dos, límpiala con un kit de limpieza para mochilas de hidratación, el cual incluye pastillas y un cepillo.

  3. 3

    Llena la vejiga con agua limpia y filtrada. Asegúrate de que la parte superior está firmemente ajustada antes de volver a introducirla en la mochila.

  4. 4

    Coloca la mochila sobre tu espalda, y si lo deseas, fija las correas alrededor de tu pecho y cintura para mantener la mochila ajustada a tu cuerpo.

  5. 5

    Ajusta la palanca del tubo de succión en la posición "on" (activado), la cual permitirá que el agua fluya.

  6. 6

    Muerde suavemente el extremo del tubo y succiona como lo harías a través de una pajilla. El agua debería fluir hacia tu boca.

  7. 7

    Enjuaga la vejiga con agua caliente una vez que vuelvas de tu aventura al aire libre. Succiona el agua que permanece en el tubo y cuélgalo con la parte superior de la vejiga abierta para permitir que se seque completamente.

Consejos y advertencias

  • Si eres mujer, busca un modelo de mochila de hidratación diseñado para mujeres, ya que es más probable que se ajuste con comodidad a tu complexión menor.
  • Presta atención a la ubicación del extremo de tu tubo de succión. Es fácil perderle el rastro y dejar que se ensucie. Si esto ocurre, exprime un poco de agua del tubo y enjuágalo antes de colocarlo en tu boca.
  • No planees un viaje que puede requerir más agua de la que es capaz de contener la vejiga de tu mochila de hidratación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles