Cómo modelar origami con la técnica del doblado en húmedo

Escrito por ruth nix | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo modelar origami con la técnica del doblado en húmedo
La técnica de origami húmedo combina la forma tradicional con el modelado de papel maché. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

El doblado en húmedo es una técnica de origami que requiere de papel grueso húmedo. Esta técnica, creada por el artista Akira Yoshizawa, ayuda a suavizar las puntas rígidas y las arrugas de las curvas del modelado que se forman al doblar el papel varias veces. Es por este motivo que se volvió muy popular entre aquellos artistas que deseaban obtener formas más orgánicas, como flores y animales. Si bien las obras suelen lucir como si estuvieran hechas de tela, son muy resistentes y sólo un poco más difíciles de hacer que las de origami tradicional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Botella con rociador
  • Trapo húmedo
  • Papel para doblado en húmedo (puedes conseguirlo en cualquier librería artística o tienda que venda artículos para artesanías y manualidades)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Practica la técnica con papel para origami seco. Es importante que estés lo más familiarizado posible con los pasos necesarios para formar la pieza, dado que el doblado en húmedo debe hacerse rápido y, en la medida de lo posible, sin rehacer los pasos anteriores.

  2. 2

    Rocía agua sobre de las hojas de papel para doblado húmedo, a una distancia aproximada de 2 a 3 pulgadas (5,1 a 7,6 cm). El papel no debe estar ni empapado ni resbaladizo. En cambio, debe sentirse húmedo al tacto, con una textura similar a la del cuero. Utiliza el trapo para distribuir la humedad a lo largo del papel. Repite el mismo procedimiento en el otro lado.

  3. 3

    Dobla el papel de la manera más rápida (y delicada) que sea posible, presionando sólo con las yemas de los dedos. Evita arañar el papel con las uñas, a fin de que el material no se desgarre.

  4. 4

    Rocía el papel muy suavemente si notas que comienza a secarse o ponerse rígido.

  5. 5

    Una vez que hayas terminado de darle forma, modela los detalles. Con la yema de los dedos, alisa los bordes como si estuvieras modelando arcilla húmeda. Este es el momento ideal para añadirles facciones a los animales o curvas a los tallos y hojas de las flores.

  6. 6

    Deja que la pieza se seque en un lugar seguro y tranquilo. Durante este período, no debes tocarla. Puedes utilizar broches o clips sujetapapeles para mantener la forma del objeto mientras se seca.

Consejos y advertencias

  • Siempre es recomendable comenzar a practicar esta técnica haciendo formas y modelos que conozcas bien, para que nada te retrase una vez que hayas iniciado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles