Cómo moderar una mesa redonda

Escrito por mary strain | Traducido por mila guevarian
Cómo moderar una mesa redonda
El moderador de una mesa redonda debe darles a todos los participantes la oportunidad de unirse a la conversación. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Una mesa redonda es un debate en el que interviene un pequeño número de participantes en igualdad de condiciones para analizar un determinado asunto. En otras palabras, ninguno de los asistentes tiene una autoridad evidente sobre el resto, sino que todos disponen de la misma oportunidad para sumarse al debate y expresar su opinión. Si has recibido el encargo de moderar una mesa redonda, tu papel será el de facilitar la discusión en grupo, manteniéndola dentro del tema y haciéndola avanzar.

Instrucciones

  1. 1

    Planea el debate con antelación. Si vas a hacer una presentación sobre la que los participantes deban discutir, la American Evaluation Association (Asociación de Evaluación de Estados Unidos) sugiere tener todo el material listo mucho antes de empezar, incluyendo el soporte audiovisual necesario, los cuadernillos y los programas. De estos últimos deberías llevar una cantidad mayor de la que creas que vas a necesitar. No estaría mal que practicaras tu presentación con antelación. Si van a escuchar a algún orador invitado, pregúntale de qué forma podrías ayudarlo a prepararse.

  2. 2

    Comienza a la hora prevista. Es importante que llegues antes de tiempo con el fin de tenerlo todo preparado y listo para cuando lleguen los participantes. Da la bienvenida a los asistentes y preséntalos. Reparte entre ellos el material que consideres pertinente.

  3. 3

    La página web 3C sugiere definir los parámetros de la reunión. Explica las presentaciones, si procede; informa a los asistentes sobre el tema de debate. En la misma página se afirma que es importante establecer unas normas básicas y determinar los puntos que tendrán que ser tratados para no desviarse de la conversación. También se añade que el moderador debe mantener dinámico el debate haciendo algunas preguntas relevantes que aviven la charla. En la página web de Bonner se dice que el moderador no debe intentar imponer una solución determinada al grupo; lo que debe hacer más bien es ayudar a los participantes a alcanzar sus propias conclusiones manteniéndose siempre neutral.

  4. 4

    Según la página web 3C, debes conseguir que la conversación se desarrolle con fluidez. Si una persona no está contribuyendo, podrías hacerla hablar preguntándole algo. Si hay otra que monopoliza la conversación, dale las gracias e interésate por la opinión de otro de los participantes. Si surge algún conflicto entre ellos, como moderador tendrás que reiterar las normas de la mesa redonda diciendo frases como "Sin ataque personales, por favor" o "Aceptemos y respetemos nuestras diferencias".

  5. 5

    Sé puntual también a la hora de terminar. Agradece a todo el mundo su participación y no olvides anotar los resultados de la reunión para enviar una copia a cada uno de los asistentes. Si el grupo llega a algún acuerdo que deba ser aplicado, incluye en tu escrito los planes detallados y el calendario de la puesta en marcha del proyecto.

Consejos y advertencias

  • No dejes que el debate se pierda en divagaciones que se aparten del tema central. Si la discusión se desvía a asuntos que no sean relevantes, encáuzala de nuevo haciendo alguna nueva pregunta o pidiendo una opinión.
Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles