¿Cómo modificar las poses de yoga normales por dolores de rodilla?

Escrito por ehow contributor | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo modificar las poses de yoga normales por dolores de rodilla?
Posiciones de yoga. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Aunque el yoga sea una excelente forma de realizar ejercicio suave para los individuos con capacidades físicas limitadas, algunas poses pueden empeorar las lesiones en la rodilla. Puedes modificar las poses de yoga normales para tener cuidado con tus rodillas, e incluso asistir el proceso de cicatrización. Las siguientes modificaciones te permitirán seguir haciendo yoga y beneficiar a la rehabilitación por el estiramiento suave del yoga.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Intenta evitar las poses de yoga en las cuales debas flexionar las rodillas durante el mayor tiempo posible luego de sufrir una lesión en la rodilla. Una vez que tu rodilla se haya casi curado pero aún esté sensible, puedes utilizar los siguientes consejos y poses modificadas para comenzar a volver a tu rutina de yoga normal cuidadosamente.

  2. 2

    Cuando hagas cualquier pose de yoga parada, echa un vistazo hacia tu rodilla y asegúrate de que esté paralela al tobillo. Evita las posturas con las piernas abiertas, ya que llevan la rodilla hacia adentro y desestabilizan la articulación de la rodilla.

  3. 3

    Utiliza un apoyo para sostener tu peso cuando realices cualquier postura de equilibrio, para evitar la inestabilidad de la rodilla.

  4. 4

    Al hacer poses tales como la Pose Guerrera, flexiona la rodilla sólo a un ángulo de 45 grados, en lugar de 90 grados. Dobla lentamente la rodilla cada vez un poco más en cada sesión de yoga, mientras tu rodilla vuelve a su estado de salud normal.

  5. 5

    Realiza la Pose de la Silla, la cual ayuda a fortalecer los músculos de la rodilla. Parada, sube tus brazos sobre tu cabeza con los dedos extendidos. Lentamente, siéntate como si hubiera una silla invisible abajo tuyo. No extiendas tus rodillas de más. Cuidadosamente, deberás colocar tus rodillas en posición flexionada.

  6. 6

    Estira las articulaciones de la rodilla cuidadosamente al realizar la Pose del Niño. Siéntate en el suelo con tus piernas flexionadas metidas por debajo de tu cuerpo. Coloca una colcha entre tus nalgas y tus pantorrillas para aliviar la tensión en tus rodillas. Extiéndelas suavemente, permitiendo que el peso de tu cuerpo te lleve a realizar la pose. No realices la posición completa hasta que tus rodillas puedan soportar la tensión.

  7. 7

    Aumenta la fuerza en tus ligamentos con la Pose Paschimottosana, Uttanasana y el Perro mirando hacia abajo. Los ligamentos más fortalecidos te darán el sostén que necesitas para hacer yoga, caminar, y realizar otras tareas diarias mientras sus rodillas se curan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles