Modos de endurecer un estómago flácido

Escrito por adrienne weeks | Traducido por alejo beltzer
Modos de endurecer un estómago flácido

El ejercicio regular ayuda a endurecer un estómago flácido.

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Tener exceso de peso nunca es saludable, pero es aún más peligroso cuando se trata de exceso de grasa en el vientre. La grasa abdominal aumenta los riesgo de que se desarrollen problemas de salud como presión arterial alta y colesterol, diabetes del tipo 2 y enfermedades de corazón. Para eliminar y endurecer tu estómago flácido, es necesario centrarse en eliminar la grasa de tu cuerpo y luego tonificarlo. Comienza haciendo cambios graduales en tu dieta diaria y comienza o continúa algún programa de ejercicios de manera regular para continuar el trabajo de endurecer tu estómago flácido. Consulta a tu médico antes de comenzar cualquier dieta nueva o programa de ejercicios.

Otras personas están leyendo

Reducir las calorías que se ingieren

Reducir la cantidad de calorías que consumes por día ayudará a la pérdida de peso. Una libra (0,5 kg) de grasa se puede traducir como 3.500 calorías, según los Centros para el control y la prevención de enfermedades. Encuentra los modos de reducir de 500 a 1.000 calorías de tu ingesta diaria para perder alrededor entre 1 y 2 libras (0,5 a 1 kg) por semana. Reduce el tamaño de las porciones y evita comer una segunda ración. Una pérdida de peso constante y gradual de 1 o 2 libras (0,5 a 1 kg) por semana hasta que alcances la cantidad de peso que deseas perder, aumenta tus posibilidad de mantener ese peso.

Comer más saludable

Reduce el consumo de comida ricas en grasas con altas calorías para eliminar calorías rápidamente. Ingiere alimentos integrales, legumbres, cereales, productos lácteos bajos en grasa o que no contengan grasa, proteínas magras y productos frescos, todos productos de alto valor nutricional. Puedes optar por comer una zanahorias cruda, una fruta, yogur bajo en grasa o frutos secos procesados ​​en lugar de comer comida chatarra para aumentar tus niveles de energía y reducir las calorías. Prepara recetas caseras por ti mismo para que sepas exactamente lo que estás comiendo. Bebe mucha agua para reemplazar el contenido calórico de los refrescos, café con crema o energizantes.

Ejercicio aeróbico

Empieza una rutina de ejercicios aeróbicos si todavía no lo estás haciendo. La actividad aeróbica quema calorías y grasas a la vez que mejora tu nivel de condición física cardiovascular. Comienza con 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada durante la mayor cantidad de días en la semana que tengas disponibles. Elige cualquier ejercicio o actividad que eleve tu ritmo cardíaco, como ciclismo, caminar a paso ligero, nadar, trotar o asistir a una clase de gimnasia. A medida que tu resistencia aumenta, puedes intentar hacer ejercicio aeróbico durante 60 minutos o más durante cada día.

Entrenamiento con intervalos

El aumento de la intensidad de tu entrenamiento te ayuda a quemar calorías más rápido mientras aumentas tu metabolismo. De acuerdo con el Centro médico de la Universidad de Maryland, hacer ejercicio intenso ayuda a que tu metabolismo siga quemando calorías una vez que hayas terminado con tu entrenamiento. Este aumento en el metabolismo puede durar unos minutos después de la actividad ligera o varias horas después de un ejercicio prolongado e intenso. El entrenamiento con intervalos implica hacer repeticiones de diferentes ejercicios primero en una alta intensidad y luego bajarlo a una intensidad moderada o baja. Por ejemplo, puedes caminar o trotar durante un minuto y luego durante 30 segundos. Continúa haciendo intercambio de ejercicios con intervalos por lo menos durante 30 minutos. Aumenta la duración de los intervalos de alta intensidad para que tu fuerza y ​​resistencia vayan mejorando.

Entrenamiento de fuerza

Endurece tu estómago flácido, reemplazando la grasa por músculo. Incluye algún ejercicio de entrenamiento de fuerza en tu rutina de ejercicios dos o más veces por semana día por medio. Las herramientas para un entrenamiento de resistencia como máquinas, pesas libres, mancuernas, pelotas para entrenamiento y tu propio peso corporal ayudan a formar una masa muscular delgada. Formar tu masa muscular ayudará a que tu cuerpo queme más calorías, de acuerdo con el Consejo de ejercitación de los EE.UU. Realiza dos o tres series de 12 a 15 repeticiones cada una, ejercitando la parte superior e inferior del cuerpo para tonificar y darle forma a tu cuerpo.

Objetivo para el Core

Los ejercicios que están dirigidos al núcleo del cuerpo trabajan varios músculos a la vez, incluyendo los músculos abdominales. Incluye este tipo de ejercicios al igual que ejercicios de abdominales como parte de tu rutina de ejercicio regular. Realiza estos ejercicios cada dos días para permitir que tus músculos puedan descansar y recuperarse.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media