Cómo moldear figuras de metal

Escrito por stephan sawyer | Traducido por josé antonio palafox
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo moldear figuras de metal
El moldeado de esculturas de metal es más sencillo de lo que parece. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Las figuras de metal pueden ser creadas para diversos fines, ya sea como piezas de modelado, juguetes o esculturas. Son algunas de las creaciones más antiguas realizadas por la gente, y actualmente se fabrican utilizando técnicas modernas y sistemas de producción en masa. El moldeado casero de figuras de metal es un proceso relativamente simple que puede hacerse usando una pequeña cantidad de herramientas y a bajo costo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Crisol
  • Lingotes de metal
  • Arcilla
  • Cera
  • Pinzas de herrero
  • Cuchillo de talla
  • Lija
  • Horno
  • Caldera
  • Amoladora angular

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma un bloque de cera y esculpe la forma de tu figura de metal con un cuchillo de talla. El resultado final puede depender de tus habilidades de talla, pero una buena metodología para tener en cuenta es esculpir primero la figura aproximada y trabajar en pasos progresivos para afinar los detalles. Un método alternativo podría ser tomar una figura de metal o de madera ya existente, y crear una impresión de ella entre dos bloques de arcilla blanda que vas a separar posteriormente, vertiendo cera derretida en cada lado de la impresión. A continuación, retira las mitades impresas en cera y únelas cuidadosamente para que se fusionen suavemente.

  2. 2

    Toma tu escultura de cera y cúbrela con un molde de arcilla. Presiona la arcilla firmemente en ella para que no haya espacios abiertos entre la cera y el molde. Al aplicar la arcilla, asegúrate de crear un pasaje canalizado en la parte superior de la figura de cera para el metal que verterás en su momento, y adjunta una pequeña vara de cera a la parte inferior de tu escultura. Cubre también esto con arcilla, dejando solo la punta al descubierto, y coloca a un lado la cera cubierta de arcilla para que el molde pueda secarse.

  3. 3

    Coloca el molde de arcilla que contiene la cera en un horno caliente y déjalo allí para endurecerlo por cocción. Durante el proceso, la cera en su interior se derretirá y fluirá a través del agujero en la parte inferior, creado por la fusión de la vara de cera que habías unido al positivo de la escultura de cera. Mientras la arcilla se está cociendo al horno y pierde su interior de cera, debes fundir una cantidad suficiente de tu metal favorito en un crisol que hayas colocado en un horno. Los mejores metales para usar incluyen el estaño, el aluminio, el plomo, la plata y el bronce. Todos ellos tienen puntos relativamente bajos de fusión y esto hace que sean fáciles de manejar. Dale tiempo a tu metal para licuarse completamente en el crisol manteniendo la temperatura consistentemente caliente.

  4. 4

    Retira el molde de arcilla del horno y ponlo en un cubo de arena; húndelo ligeramente en la arena para que se afiance sólidamente. Luego, muy rápidamente, mientras el molde de arcilla esté todavía caliente, retira el crisol que contiene el metal líquido del caldero con unas tenazas de herrero, y vierte su contenido a través de la abertura de embudo que habías hecho anteriormente en la parte superior del molde. Vierte hasta que el metal llene el molde completamente y llegue cerca de la parte superior del embudo. Un poco de metal líquido se escurrirá a través del agujero en la parte inferior del molde, pero la cantidad debe ser mínima siempre y cuando el agujero haya sido practicado ligeramente.

  5. 5

    Deja que el molde lleno de metal se enfríe durante al menos una hora, preferiblemente más, antes de retirar la arcilla. Ahora tienes una figura de metal. Debes utilizar una amoladora angular para eliminar los trozos salientes que quedaron cuando los dos largos agujeros en el original de arcilla se llenaron de metal líquido. Ahora puedes pulir tu figura y limpiarla.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de verter el metal líquido en un molde de arcilla que haya sido calentado previamente en el horno, de lo contrario el metal podría anquilosarse al entrar en contacto con la arcilla fría.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles