Molestias y dolores a las 28 semanas de embarazo

Escrito por jordan bucher | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Molestias y dolores a las 28 semanas de embarazo
Los dolores y molestias son comunes durante la semana número 28 del embarazo. (pregnant #4 image by Adam Borkowski from Fotolia.com)

La semana número 28 marca el comienzo del tercer trimestre del embarazo. Las molestias y dolores físicos y emocionales son normales y comunes. Como la ganancia de peso se aproxima a su máximo, las mujeres pueden encontrar difícil estar cómodas, incluso cuando están recostadas. Tal vez se preocupen sobre el parto inminente o cómo sus vidas cambiarán con la suma de un bebé a la familia. Algunas veces estas preocupaciones se manifiestan como molestias en las articulaciones y músculos. Las mujeres deben de mantener a sus médicos o parteras al tanto de cualquier dolor o molestia relacionado con el embarazo.

Otras personas están leyendo

Causas físicas

La relaxina es la hormona responsable de que las articulaciones y ligamentos de la mujer embarazada se sientan flojos y, cuando comienza el tercer trimestre, ayudan a drenar el sistema. Esto puede contribuir a una variedad de dolores, que se sienten más comúnmente en el ligamento redondo, que conecta al útero con la ingle; en el nervio ciático, que comienza en la espalda baja y que corre a través de la cadera y así debajo de las piernas; y en la articulación sacroiliaca, que conecta al sacro con el íleon.

Causas emocionales

Los miedos y ansiedades regularmente salen a la superficie en el comienzo del tercer trimestre, ya que el embarazo se acerca a su fin. La afamada partera Ina May Gaskin habla acerca de la conexión entre una mandíbula apretada por la preocupación y la cadera dura, cerrada y dolorosa. Muchas madres incrementan la urgencia de anidar, o limpiar profundamente, y preparar y congelar comida, al comienzo del tercer trimestre. Esta respuesta evolucionaria a las labores puede ser un impulso de energía bienvenido por algunas mujeres, pero deben ser cuidadosas de no cansarse y dañarse ellas mismas.

Nutrición

La partera Ina May Gaskin describe la importancia de la ingesta adecuada de calcio, magnesio, hierro y vitamina B para evitar los dolores y molestias relacionados con el embarazo. Las mujeres deben comer alimentos integrales como los granos, legumbres, frutas y vegetales y evitar los alimentos procesados, el azúcar, harinas blancas y la cafeína.

Ejercicio

El yoga prenatal trata los dolores emocionales y físicos del embarazo. La respiración profunda y meditativa calma la mente y el sistema nervioso central, mientras que ciertas poses estiran y suavizan los músculos. El Yoga Journal recomienda la pose del niño, la pose de cabeza a rodilla y la pose de pichón para el dolor del ligamento redondo, la ciática y el dolor de la articulación sacroiliaca. Caminar y nadar también son formas seguras de mover y calmar el cuerpo y la mente. Las mujeres deben consultar con su ginecólogo antes de embarcarse en un programa de ejercicio prenatal.

Advertencias

Aunque el parto prematuro es raro con sólo 28 semanas, sí sucede. El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos aconseja a las mujeres buscar ayuda inmediatamente si las molestias van acompañadas de descarga, presión pélvica y calambres que van desde la parte posterior hacia el frente, contracciones que vienen y van en intervalos regulares, diarrea o ruptura de membranas. Todas son señales de un parto inminente.

.

.

.

.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles