Momento de podar la buganvilla

Escrito por samantha volz | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Momento de podar la buganvilla
La buganvilla podría no producir sus flores brillantes si no se poda de forma adecuada. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La planta de buganvilla es en realidad una enredadera que puede ser guiada para crecer en enrejados y pérgolas o tejida para crecer como un árbol en flor o un arbusto. La versatilidad de la planta implica que se puede utilizar en una variedad de paisajes y aplicaciones de jardinería, pero sin poda regular y recortes, la planta simplemente crecerá mucho y nunca producirá flores en su máximo potencial. El momento adecuado para podarla depende del tipo de poda que desees realizar.

Otras personas están leyendo

Objetivo del recorte

El patrón de crecimiento natural de una buganvilla, si se deja completamente por su cuenta, es crecer esencialmente recta hacia el exterior como una vid. Sin guía, la planta nunca producirá ramas y tallos nuevos por su cuenta. El problema aquí es que las flores brillantes de la planta sólo brotan de nuevos brotes verdes. Por lo tanto, sin mantenimiento, la buganvilla puede potencialmente convertirse en nada más que una enredadera verde que no produce flores. La forma más fácil de producir nuevos brotes es recortar las ramas más viejas para estimular las nuevas.

Cuando recortar

Recorta los tallos de las buganvillas, tan pronto como empiece la primavera y las temperaturas comienzan a calentarse en verano. La buganvilla comenzará a producir algunos nuevos brotes. Con la uña o un par de tijeras afiladas retira la 1/2 pulgada (1,25 cm) superior de los extremos de los tallos. Esto los anima a producir dos o tres fuertes nuevos brotes, que florecen en el verano y a principios del otoño. Puedes continuar este ejercicio de recortes durante todo el verano y la temporada de floración para animar a tu buganvillas a realmente tener ramas y convertirse en un árbol en flor o arbusto.

Podar para dar tamaño

La poda, que consiste en eliminar más de la enredadera y por lo general requiere de tijeras grandes y más cortantes, es mejor hacerla al final del primer ciclo de floración, cuando las flores empiezan a marchitarse y se desvanecen. Recorta las flores muertas justo por encima de uno de los nodos de los tallos o ramas para fomentar la planta y producir un nuevo crecimiento fresco en la zona de corte. Si podas lo suficientemente temprano en la temporada y el verano y el otoño son cálidos y largos, puedes incluso conseguir un segundo ciclo de floración en una sola temporada. En este momento, también puedes podar la enredadera para darle tamaño o forma, si estás controlando eso también.

Podando el daño

Durante los duros inviernos con fuertes vientos y fríos intensos, la buganvilla a veces puede experimentar daños en tallos y ramas o a la propia vid. Esto implica una poda de emergencia para eliminar las zonas muertas o dañadas y esto debe hacerse antes de que el clima se caliente y el moho y los insectos puedan entrar en la zona de descomposición. Poda las partes muertas y dañadas de la planta en primavera, una vez que ha pasado la congelación a final del año. Esto evitará daños en la vid, evitando que se infecte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles