La moral de la antigua literatura griega

Escrito por samuel hamilton | Traducido por javier enrique rojahelis busto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La moral de la antigua literatura griega
La literatura griega antigua está llena de lecciones morales. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Aunque a menudo se considera como un período literario de atractivas figuras e historias trágicas y cómicas, la literatura griega era, para los antiguos griegos, una fuente de orientación moral. Hay un sinnúmero de lecciones morales y dictámenes en las páginas de la literatura griega. Muchas de estas lecciones están interconectadas y algunas son contradictorias. En cualquier caso, Edith Hamilton, autor del estudio integral de la antigua mitología griega titulado "Mitología", afirma que hay cuatro grandes temas morales o posturas en la literatura griega.

Otras personas están leyendo

Destino

Quizás uno de los conceptos morales más generalizados en la literatura griega antigua es que todas las acciones humanas están sujetas a un destino predeterminado. La lección moral es que lo cualquiera hace, ya sea para sí mismo o para los demás, está escrito en piedra mucho antes de su nacimiento. Si bien los filósofos y teóricos más contemporáneos sostienen que esta concepción sugiere una falta de culpabilidad moral (ya que significa que la gente no puede ser considerada responsable de sus acciones si no pueden controlarlas), los antiguos griegos creían que así como las acciones de las personas estaba predeterminadas, también lo estaba su valor moral. Tal vez el mejor ejemplo de esto sea la obra "Edipo Rey" de Sófocles.

Karma

Aunque no hicieron uso de la palabra "karma", los antiguos griegos ciertamente creían que las acciones de una persona podían ser revisadas de acuerdo a esa persona, ya fuera buena o mala. Es decir, si una persona maltrata a alguien, él o ella podían ser maltratados en algún momento de sus vidas. Del mismo modo, si una persona era amable o útil para alguien, él o ella serían beneficiarios de alguna bondad o de ayuda en el futuro. Uno de los mejores ejemplos de esto es la obra "La Orestíada" de Esquilo.

Orgullo

El orgullo excesivo o la arrogancia es cuando la persona cree que es de alguna manera única y más poderosa que alguna destino común general o principio rector de la vida. Todas las lecciones morales sobre la arrogancia son esencialmente preventivas y simplemente se reducen a establecer: "no seáis orgullosos". Ulises, del poema épico de Homero "La Odisea", es un excelente ejemplo de un personaje que sufre de arrogancia, ya que cree que no está sujeto a las normas que rigen a otras personas.

Honra a los dioses

Al igual que en el principio del karma, el deseo de los antiguos griegos de honrar a sus dioses se derivaba de la creencia de que si honraban a un dios, él o ella recibirían recompensa, pero si no lo honraban cosas malas les pasaría. La historia de Baucis y Filemón quienes le dieron cuidados a unos disfrazados Zeus y Hermes, quienes a cambio recompensaron a Baucis y Filemón y mataron a todos sus vecinos, es un buen ejemplo. También existen ejemplos individuales en Edipo, en La Orestíada y en la Odisea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles