Motivos por los que mi luz fluorescente no funciona

Escrito por y.t. lin | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Motivos por los que mi luz fluorescente no funciona
(Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

Las luces fluorescentes son comúnmente utilizados debido a su bajo costo operativo. Al igual que otros accesorios de iluminación, estas lámparas a veces funcionan incorrectamente. Además de un tubo quemado, otros factores, como por ejemplo un encendedor gastado y suelto o contactos eléctricos oxidados, pueden contribuir a que una luz fluorescente no funcione correctamente. Solucionar este tipo de problemas no suele ser complicado, pero implica la inspección de varias partes de la luz.

Otras personas están leyendo

Inspecciona el tubo fluorescente

Si el tubo fluorescente parpadea o está muerto cuando enciendes el interruptor de la luz, quita el difusor de luz, en caso de que lo haya. El difusor es la pieza de plástico que cubre la lámpara. Para sacarlo, presiona los clips o quita los tornillos que lo sujetan. Una vez removido, mira el tubo fluorescente, en busca de manchas oscuras cerca de cada uno de los extremos de la bombilla. Reemplaza el tubo si este presenta manchas, ya que ello indica que el tubo está defectuoso o cerca de su fin.

Chequea los portalámparas

Empuja suavemente el tubo fluorescente en el portalámparas. El tubo debe estar ajustado en él para que funcione correctamente. Si se mueve, es posible que los portalámparas estén sueltos. Apaga la electricidad desde el disyuntor principal. Retira el tubo fluorescente para acceder a las tomas dentro de la lámpara. Enciende el verificador de tensión y apunta hacia los portalámparas, de a uno por vez, para asegurarte de que no haya corriente en ellos. Mueve los portalámparas para probar si están flojos, y si lo están, ajusta sus tornillos con un destornillador phillips.

Contactos dañados u oxidados

Chequea los dientes de los portalámparas. Si están dañadas u oxidado, reemplázalos. Utiliza un destornillador para aflojar los tornillos de los dientes en su lugar. Inspecciona los contactos al final del cableado dentro del portalámparas después de retirar los dientes. Remueve material oxidado verde o blanco en los contactos del cable con un algodón humedecido en alcohol. Lleva los dientes viejos a la tienda para saber de que tamaño comprar. Inserta los nuevos dientes en el portalámparas y ajústalos con los tornillos originales.

Reemplaza el encendedor

Los viejos dispositivos de luz fluorescente utilizan encendedores, también llamados balastos, para encender el tubo. Estos son generalmente de forma cilíndrica, de color plateado y van atornillados en la lámpara, muy cerca del tubo. Cada tubo fluorescente tiene su propio encendedor. Presiona el encendedor, y luego gíralo en sentido contrario a las agujas del reloj para desenroscar. Lleva el viejo encendedor a la tienda. El tamaño de los encendedores para tubos fluorescentes no es universal. Las diferentes marcas de dispositivos de luz fluorescente tienen su propios encendedores de diferentes tamaños y voltajes. Busca un modelo acorde al tamaño y voltaje que figura en el viejo encendedor a la hora de comprar uno nuevo. Colócalo en el lugar correspondiente y presiona, girándolo en el sentido de las agujas del reloj hasta que esté ajustado. No lo ajustes demasiado al instalarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles