Cómo hacer que los motores diesel funcionen a menor temperatura

Escrito por richard rowe | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Introducción
  • Introducción

    Cómo hacer que los motores diesel funcionen a menor temperatura

    Los motores diésel pueden ser motores de gas con alta compresión y sin bujías, pero viven en un planeta completamente diferente en términos de ajuste y función. Estos motores tienen un potencial de fuerza hipotéticamente ilimitado, pero en la práctica están limitados por la cantidad de energía térmica que pueden soportar antes de derretirse en un charco de hierro fundido. Bajar las temperaturas de los gases de escape no sólo es esencial en términos de longevidad del motor, sino que también abre la puerta a una fuerza cada vez mayor al eliminar la principal restricción del motor.

    El calor finalmente limita la producción de energía diésel, lo que lo convierte en un objetivo primordial para ambos sintonizadores y las torres. (Kim Steele/Photodisc/Getty Images)

  • 1 / 4

    Vuelve a sintonizar la computadora para que funcione con una mezcla más pobre de aire/combustible. Los motores diésel tienen válvulas para combustible, lo que significa que para lograr más potencia, sólo tienes que añadirle combustible. Pero estos motores finalmente chocarán contra un muro en términos de flujo de aire; una vez que se quedan sin aire, la mezcla se enriquece y el exceso de combustible en los cilindros se sigue quemando a medida que sale de la válvula de escape. Esas son malas noticias para el motor y el turbo, ya que los gases todavía en combustión terminan atrapados en el colector de escape situado entre el motor y el turbo. Los "sintonizadores de potencia" del mercado de postventa imprimen la potencia, en parte, volcando más combustible en el motor; no obstante, muchos sintonizadores tienen un programa de "economía" o "crucero", que empobrece la mezcla para mejorar la economía de combustible y bajar la temperatura de los gases de escape.

    Cómo funcionan los motores diésel. (NA/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 4

    Instala un sistema de escape completo que vaya del turbo al convertidor catalítico --la sección del "tubo diagonal"-- y desde el convertidor catalítico hasta los tubos de escape. Aparte de una resintonización, ninguna actualización que puedas instalar bajará las temperaturas de los gases de escape más rápida y eficientemente que un sistema de escape de flujo libre. Además, puedes estar seguro de conseguir algunos caballos de fuerza, mayor rotación a través de un turbo de cola más rápido y ahorro de combustible a través de un aumento en la eficiencia de combustión. Espera una caída de 93 a 186 grados en la temperatura de los gases de escape con un tubo de escape completo del mercado de accesorios.

    Instala un sistema de escape completo. (IT Stock Free/Polka Dot/Getty Images)

  • 3 / 4

    Compra e instala un refrigerador aire-a-aire de calidad o instala uno más grande si ya tienes uno. Comprimir el aire con un turbo o turbo compresor causa que la temperatura se eleve. Un refrigerador es básicamente un radiador que se encuentra entre el turbo y el motor, y que fácilmente puede bajar la temperatura de entrada de aire unos 100 grados o más. Este descenso en la temperatura del aire por sí sola no disminuirá las temperaturas de la cámara de combustión, sino que aumentará la densidad de oxígeno en el conducto de admisión. El aumento de la densidad de oxígeno significa una mezcla más pobre de aire/combustible, lo que se traduce en menores temperaturas en un motor diésel. Un intercooler bueno bajará la temperatura de los gases de escape de 100 a 200 grados en comparación con un vehículo que no tenga intercooler, y alrededor de 100 grados comparado con uno que tenga un intercambiador estándar.

    Compra e instala un refrigerador aire-a-aire de calidad. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

  • 4 / 4

    Inyecta agua en el motor en una mezcla de 50/50 de agua y metanol o propano. Este método de enfriamiento químico intermedio probado a lo largo del tiempo funciona especialmente bien con los motores diésel que andan justo en el umbral del colapso por la temperatura de los gases de escape. Inyectar agua en un motor en funcionamiento puede parecer un poco tonto, pero una fina niebla de H2O en la corriente de aire absorberá rápidamente la energía térmica y la transportará fuera del motor. La desventaja de la inyección de agua es que ésta (obviamente) no se quema y puede costar un poco de potencia si no aumentas el impulso para tomar ventaja de ella. La alternativa aquí es la inyección de propano que, como un combustible, añadirá de 50 a 100 caballos de fuerza y al mismo tiempo absorberá el calor de la cámara de combustión y bajará la temperatura de los gases de escape.

    Inyecta agua en el motor. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

  • ¡Completo!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles