Muesli versus granola

Escrito por elise wile Google | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Muesli versus granola
La imagen de la granola como un alimento saludable desmiente su contenido de grasa y calorías. (Bowl of Granola and Boysenberries and Milk image by Andy Dean from Fotolia.com)

Podrás pasear por el pasillo de los cereales de un supermercado y verás cajas de granola y muesli virtuosamente sentadas al lado de sus primos menos respetables, los cereales para el desayuno, que son ridiculizados por su alto contenido de azúcar. La granola, como resultado, no merece necesariamente su reputación como un alimento básico de la salud. El muesli considerablemente más saludable, es relativamente alto en calorías y azúcar. Independientemente de lo que elijas, la moderación es la clave.

Preparación

Aunque el muesli y la granola incluyen avena y nueces, aquí es donde termina la similitud. La granola puede incluir trozos de frutos secos, en cambio, el muesli hace un uso liberal de las frutas en su preparación. Al preparar granola, los cocineros añaden una cantidad abundante de azúcar y grasa. Este no es el caso con el muesli donde el único azúcar es la fructosa natural que se encuentra en sus frutas. Mientras la granola se hornea, el muesli consta de cereales crudos, y si se prepara con fruta deshidratada y frutos secos crudos, es adecuado para una dieta de alimentos crudos.

Calorías

El muesli y la granola tienen un mayor número de calorías de lo que se puede prever por muchas personas. Después de todo, ambos se comercializan como alimentos para la salud, y no están generalmente asociados con la obesidad. Sin embargo, según el Departamento de Agricultura de EE. UU., 1 taza de muesli proporciona 289 calorías, mientras que una taza de granola ofrece la asombrosa cantidad de 597 calorías. Aunque tanto la granola como el muesli son altos en azúcar, la granola es también muy alta en grasa, proporciona 29 g de este nutriente en una porción de 1 taza.

Carbohidratos

El muesli y la granola son buenas fuentes de hidratos de carbono complejos. La avena y las nueces se digieren lentamente, haciendo sólo pequeñas fluctuaciones de azúcar en la sangre en la mayoría de los casos. La fruta seca, también es un hidrato de carbono complejo, es una fuente concentrada de azúcar, que puede causar que la insulina suba y el azúcar en la sangre fluctúe dramáticamente. Por esta razón, tanto la granola como el muesli deben ser consumidos con moderación. El muesli contiene 26 g de azúcar por porción de 1 taza, mientras la granola contiene 24 g de azúcar. Tampoco el cereal es adecuado para una dieta baja en carbohidratos.

Comiendo muesli y granola

Para disfrutar del muesli y la granola con moderación, utilízalos principalmente como un toque para otros alimentos. Espolvorea un poco de granola encima de un tazón de bayas, en lugar de servirla de la otra manera. El muesli crujiente añade dulzura a un yogur natural —trata de añadir un cuarto de taza de muesli por taza de yogur. Si comes un tazón de cereales, acompáñalo con leche baja en grasa o sin grasa para evitar añadir calorías innecesarias. Mide tus porciones con cuidado para evitar el consumo de una cantidad excesiva de calorías. Elige muesli sobre granola siempre que sea posible para limitar la cantidad de grasa y calorías que consumes en general.

Ten en cuenta que las barras de granola, a menudo comercializadas como un alimento saludable, suelen ser muy altas en azúcar y grasa. Míralas como lo harías con cualquier otra barra de dulce.

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles