Cómo ser una mujer elegante

Escrito por gigi starr | Traducido por laura guilleron
Cómo ser una mujer elegante

La conducta elegante no está muerta, a pesar de que se crea lo contrario. Hay muchas mujeres con clase entre todos nosotros. Poseen muchas cualidades admirables parecidas a las de las destacadas figuras femeninas del pasado: una educación extensa, amor por la cultura y una voz y modales moderados combinados con un toque de gentileza. Tener clase no implica ser presuntuoso, pero sí distinguida, especial y digna.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Vestimentas con estilo y bien confeccionadas
  • Libros
  • Revistas de moda exclusivas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Emana confianza, gratitud y satisfacción. La aceptación de una misma es el primer paso para transmitir una apreciación abierta de la vida. Sin la confianza, la satisfacción puede convertirse rápidamente en desencanto, y eso resulta poco atractivo. La gente agradecida contagia su felicidad a otros con mayor facilidad, lo que aumenta su carisma.

  2. 2

    Vístete con estilo y dignidad. Esto quiere decir usar ropa de calidad que halague la figura; tal como se dice en el sitio web Hairfinder, "ella busca calidad en vez de cantidad, esto significa algodón, seda y lino en lugar de poliéster". Comienza con un sostén del tamaño adecuado para ti, ya que así mejorarás tu andar y tu postura. Evita la ropa ajustada, fruncida o arrugada; esas prendas hacen que las mujeres luzcan incómodas y atraen la atención indeseada. Lee revistas de moda exclusivas como Vogue, W o Vanity Fair para tener una idea confiable de lo que es un estilo sensual y halagador.

  3. 3

    Expande tus conocimientos por medio de la lectura y de charlas estimulantes e ingeniosas. La gente leída posee habilidades verbales superiores a las de la gente común y pueden establecer sus puntos con mayor coherencia. Además, mientras más leas más temas de conversación tendrás con los que puedan identificarse otras personas de clase alta. Evita la mayor parte de la televisión en favor de la programación que ofrezca una experiencia de aprendizaje o cultural. El entretenimiento ha de ser edificante y positivo, no ofensivo, hiriente o de mal gusto.

  4. 4

    Practica el arte del hablar modulado. No es digno gritar, reírse a carcajadas o dar alaridos en público, así que aprende a suprimir esos hábitos. Evita los tonos agudos altos y bajos; en su lugar, intenta mantener un volumen nivelado lo más que puedas. Pronuncia las consonantes correctamente, de esa forma eliminarás algunos patrones propios del lenguaje coloquial. Sonríe mientras hablas para mejorar el tono de voz. Esto le da vida a la voz y ayuda a mantener el tono en un lugar natural dentro del paladar.

  5. 5

    Practica tus buenos modales todo el tiempo. En ningún momento debe olvidarse el comportamiento de etiqueta. Sé cortés con todos, incluso con aquellos que no puedan ayudarte de ninguna manera. Sé discreta cuando uses faldas o vestidos; siéntate con las piernas cruzadas en los talones o con una sobre otra en los muslos. De ser necesario, compra una guía de etiqueta de Miss Manners o Emily Post y un conjunto completo de mesa para practicar cómo comer y beber de forma apropiada.

  6. 6

    Rodéate de otras personas elegantes e intenta pasar menos tiempo con aquellos que no lo sean. En algunos casos, pronto se hará evidente el hecho de que tus viejos amigos quizás no sean capaces de seguirte el paso. Algunas personas admirarán los cambios, pero puede que otros te juzguen y no estén contentos con tu avance. Para acelerar tu proceso de transformación mantente cerca de gente que acepte y acoja el comportamiento elegante.

Consejos y advertencias

  • Puede ser de gran ayuda tener ejemplos de elegancia a seguir. Algunos de ellos son Audrey Hepburn, Halle Berry, Anne Hathaway y Glenn Close. Busca fotografías de estas mujeres elegantes y cuélgalas en algún lugar prominente para que puedas mantenerte inspirada.
  • No permitas que tu búsqueda de la elegancia se desvíe volviéndote presuntuoso y materialista. Las mujeres con clase nunca se creen mejores que las demás. Por el contrario, la clase implica tener estándares elevados, pero sin dejar de aceptar el hecho de que otros viven sus propias realidades.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media