Músculos del ojo

21
Ha sido de ayuda

Los músculos del ojo humano actúan para controlar el movimiento del ojo, tanto para parpadear como para mirar en varias direcciones. Ochos músculos controlan una gran variedad de movimientos del ojo humano: mirar hacia delante, mirar hacia los lados, levantar y bajar los párpados. Estos músculos actúan en conjunción u oposición unos a los otros. El daño de estos músculos puede provocar parálisis en el ojo y la reducción en la capacidad de movimiento de este.

The brown eye image by Lucie Stranska from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Los cuatro músculos rectos del ojo

sitting and looking image by Frenk_Danielle Kaufmann from Fotolia.com

El ojo humano tiene cuatro músculos rectos: el “recto medio”, el “recto superior”, el “recto lateral” y el “recto inferior”. El músculo recto medio es el mayor músculo del ojo. Este músculo mueve el globo ocular hacia abajo, para que pueda mirar hacia la nariz. El músculo recto superior permite mirar hacia arriba y abajo e incluso rotar el ojo. El recto lateral permite que el ojo mire hacia los costados. El recto inferior, el músculo recto más corto, permite que el ojo mire hacia abajo o adentro y le permite girar hacia fuera.

El músculo ocular oblicuo

looking down image by GeoM from Fotolia.com

El ojo usa adicionalmente dos músculos oblicuos para el movimiento, llamados “oblicuo inferior” y “oblicuo superior”. El oblicuo inferior permite que el ojo mire hacia arriba, de costados o gire hacia fuera. El oblicuo superior, el más largo y delgados de los músculos oculares, permite al ojo mirar hacia adentro, a los costados o girar hacia adentro.

Los músculos elevadores del párpado

looking up image by Frenk_Danielle Kaufmann from Fotolia.com

Dos músculos actúan para levantar el párpado. Estos son el “elevador palpebrae superioris” y el “músculo de Muller”. El elevador es el encargado de levantar el párpado superior y abrir el ojo. El músculo de Muller también actúa para levantar el párpado.

El iris también es un músculo

green eye image by Christophe Fouquin from Fotolia.com

La parte coloreada del ojo, llamada “iris”, es realmente un músculo circular. El iris se expande y contrae para controlar la cantidad de luz que ingresa a la pupila. Esto se produce automáticamente cuando la luz cambia, pero ocasionalmente tiene un retardo de tiempo notable. Por ejemplo, cuando alguien apunta una linterna directamente a tus ojos en una noche oscrura, el iris no reacciona a tiempo y son los músculos extrínsecos los encargados de hacer que cerremos los ojos para reducir la cantidad de luz que ingresa al ojo.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente