Salud

Los músculos y partes del cuerpo necesarios para patear un balón de fútbol americano

Escrito por patrick dale Google | Traducido por fernando rosas
Los músculos y partes del cuerpo necesarios para patear un balón de fútbol americano

Patear un balón de fútbol involucra varias articulaciones y músculos.

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Al patear un balón de fútbol (ya sea uno redondo de fútbol, ​uno ovalado de fútbol americano o uno de rugby) se utiliza una gran cantidad de músculos y articulaciones. Una patada exitosa requiere una buena coordinación ojo-pie, equilibrio, precisión, habilidad y poder. Patear es predominantemente una actividad inferior del cuerpo, pero este último está involucrado íntegramente a la hora de mantener el equilibrio y la estabilidad.

Otras personas están leyendo

Huesos y articulaciones

Al patear un balón de fútbol se usa todos los huesos y las articulaciones de la parte inferior del cuerpo. Los tarsos, metatarsos y falanges del pie proporcionan la superficie de contacto que golpea la pelota. La tibia y el tarso forman la articulación del tobillo, que debe permanecer ligeramente flexionada, pero rígida cuando pateas para no perder poder. Tu articulación de la rodilla, que consiste en la tibia y el fémur, se extiende mientras los músculos del muslo se contraen y la cadera, que se compone del fémur y el hueso ilíaco, se balancea hacia adelante en un movimiento llamado flexión de cadera.

Músculos de la pierna inferior

Los principales músculos de la pierna inferior utilizados en patear un balón de fútbol están en lados opuestos de la tibia, o hueso de la espinilla. Tus gemelos y soleo, llamados colectivamente pantorrilla, se contraen para extender el tobillo en un movimiento llamado flexión plantar, mientras que los músculos de la parte delantera de la tibia (tibialis anterior) se contraen para mantener tu tobillo rígido. Este tipo de acción muscular se llama una contracción isométrica, lo que significa que, si bien estos músculos están generando tensión, no están causando ningún movimiento real de la articulación, sino que simplemente mantienen el tobillo en su lugar.

Extensión de rodilla

Gran parte de la energía para patear un balón de fútbol viene de la acción de enderezar la rodilla. Esta acción, denominada extensión de rodilla, es el resultado de la contracción de los músculos en la parte delantera de tu muslo. Estos músculos se llaman los cuádriceps y son un grupo de cuatro músculos individuales que comparten un punto de inserción común en la parte superior de la tibia, justo debajo de la patela o la rótula. Desde el exterior de tu muslo y trabajando hacia adentro, los cuádriceps son vasto lateral, recto femoral, vasto intermedio y vasto medial.

Flexión de cadera

Balancear el fémur hacia adelante desde la cadera es un movimiento llamado flexión de cadera. La flexión de la cadera es la más grande acción conjunta cuando se patea un balón de fútbol, ya que se inicia desde una posición de extensión y termina con un importante seguimiento. Los principales músculos responsables de la flexión de la cadera son psosas mayor, menor e ilíaco, que se conocen colectivamente como iliopsoas, o flexores de cadera. Estos tres músculos trabajan con el cuádriceps recto femoral y son responsables de la mayoría de la potencia necesaria para patear un balón de fútbol. Para permitir que la flexión de cadera se produzca, los tres músculos isquiotibiales (semitendinoso, semimembranoso y el bíceps femoral) deben relajarse. Tensionar dichos músculos puede obstaculizar tu capacidad de patear.

Estabilizadores notables

Aunque los músculos mencionados son los responsables de la mayoría de los movimientos necesarios para patear un balón de fútbol, una serie de músculos trabajan para sostener firmes varias partes de tu cuerpo para que la patada realizada parta de una sólida base de apoyo. Estos músculos, llamados colectivamente estabilizadores, incluyen el rectus abdominus y los músculos abdominales, los músculos erectores de la columna o músculos de la espalda, los glúteos mayores en la parte posterior de la cadera y los músculos del muslo interior y exterior. Los músculos aductores y abductores, respectivamente, mantienen tu fémur en la alineación correcta.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media