Cómo usar música en un video legalmente

Escrito por ralph heibutzki | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Usar fondos musicales para darle vida a una película o video es una de las tareas creativas más divertida que espera cualquier cineasta. Sin embargo, a menos que la pieza de música sea original o de dominio público, cualquier otro uso requiere obtener el permiso del propietario de los derechos de autor (copyright). Aún así, con sentido común y un poco de atención a los detalles, aprender a utilizar la música adecuada en un video no debe ser una tarea abrumadora.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un acuerdo de licencia
  • Una licencia de uso maestro
  • Producción musical
  • Música libre de derechos
  • Una licencia de sincronización

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina tus necesidades antes de concluir el proyecto. En general, la ruta original es más simple, si compones tu propia música o la intercambias con tus amigos, ya que muchos realizadores independientes lo hacen. También puedes elegir las canciones de dominio público o material grabado antes de 1922; no demandan pagos de regalías, pero todavía requieren una licencia.

  2. 2

    Decide el número de canciones o piezas musicales que se requieren. Si no usas música original, tendrás dos licencias, de acuerdo al director creativo de Unique Tracks, John Bickerton. Ponte en contacto con el editor del artista para una sincronización, o una licencia "sync" (sincronización). Como el término lo indica, esto significa que puedes sincronizar música con derechos de autor con la acción en pantalla. Se necesita una licencia más, sin embargo, por lo que no ruedan los créditos todavía.

  3. 3

    Contacta al sello discográfico para conseguir una licencia de uso maestro, que te permite utilizar parte de la grabación actual. Necesitarás esta licencia para canciones de dominio público. Según un artículo de emusician.com, la tarifa depende de varios factores: cómo se presentará la canción, si la grabación original fue un éxito, la duración del uso y la venta anticipada. Dependiendo de estos factores, los costos van desde $ 500 a $ 50.000 por pista o proyecto, según indica la revista.

  4. 4

    Ponte en contacto con todos los propietarios de derechos de autor correspondientes para asegurar la licencia adecuada. Algunas canciones tienen varios propietarios, por lo que el seguimiento a todos es imprescindible, si un propietario no ha llegado a dar su consentimiento puedes ser considerado responsable de una infracción de derechos de autor. La información básica está disponible en línea a partir de las tres principales sociedades de gestión de derechos de autor, ASCAP, BMI y SESAC, así como la Asociación de editores de música.

  5. 5

    Limita los fragmentos de canciones populares a menos de 30 segundos para evitar infringir los derechos de autor. Esto es especialmente crucial para los maestros, que no puede reclamar un uso educativo para los proyectos de estudiantes de cine, a menos que la música se encuentre ligada al contenido del video. Por lo tanto, un fragmento de la canción "Revolution" de los Beatles podría ilustrar cómo la música rock se convirtió en socialmente relevante durante la década de 1960, según un artículo publicado en "School Video News".

  6. 6

    Considera comprar la producción musical de bibliotecas especiales creadas para tal fin. También llamada música libre de regalías, estas grabaciones permiten la flexibilidad para cineastas independientes con un presupuesto fuerte, que no se limitan al uso de una sola vez y no tienen que invertir miles de dólares en licencias de música, observa Bickerton. El acuerdo también proporciona una fuente para todas las licencias, en lugar de localizar a múltiples propietarios.

Consejos y advertencias

  • Consulta un abogado de derecho de entretenimiento si no estás seguro acerca de los derechos particulares o los problemas de uso. Evita publicar nada hasta que no hayas discutido la situación. Cualquier actividad, incluso la aparentemente inocente como poner el material en un sitio web de la escuela, puede ser interpretado como una publicación, dando lugar a problemas si el propietario de los derechos de autor se opone.
  • Evita confiar en las muestras. Las decisiones de la corte federal sostienen que sólo el propietario de los derechos de autor puede autorizar su uso, para lo cual necesitarás la autorización de licencias del editor y del sello discográfico. Pregunta primero si la muestra es esencial o puedes volver a regrabar algo que no viole derechos de autor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles