Cómo nadar, para adultos principiantes

Escrito por ted nelson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo nadar, para adultos principiantes
(Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Los adultos que no saben nadar deberían aprender. Nunca sabes cuando estarás en una posición donde nadar pueda salvar tu vida o la de otra persona. La mayoría de los adultos que no saben nadar tal vez nunca aprendieron por miedo. Si éste es tu caso, busca apoyo de amigos y familia para dar el paso y aprender.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un aparato para flotar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    No apresures el proceso. Empieza lentamente en la parte menos profunda y acostúmbrate al agua. Standard de Aiken te da algunos buenos consejos sobre cómo acostumbrar a los niños al agua, que también pueden aplicarse con los adultos. Uno de éstos es concentrarte en actividades en las que te sientas cómodo.

  2. 2

    Primero aprende a flotar. Una vez que aprendas a flotar, el resto de las habilidades viene con la práctica. Usa algún tipo de aparato para flotar como una tabla flotadora, una cámara de aire o un dispositivo personal para flotar (DPF) para acostumbrarte a la sensación. Flotar en el agua es, básicamente, agitar tus brazos y patear con tus piernas perpendicularmente en el agua, ve el vídeo de YouTube para observar esta técnica.

  3. 3

    Aprende a flotar sobre tu parte trasera y delantera. Otra técnica de emergencia al nadar es flotar, puede mantenerte hacia arriba sin utilizar la misma cantidad de energía que flotar. Lo primero que necesitas hacer es aprender a relajarte, según un artículo en iSport.com. Primero, utiliza un aparato para flotar y luego quítatelo y ve si puedes hacerlo sobre tu espalda. Respira profundamente y ve hacia el cielo. Presiona tu peso sobre tus omóplatos y recuesta tu cabeza como lo haces en una almohada. Si tus piernas se hunden, coloca tus brazos sobre tu cabeza para crear más balance. Mueve tus piernas con mucha suavidad y empuja tu estómago en el agua para seguir flotando.

  4. 4

    Siéntete cómodo al aguantar la respiración y nadar bajo el agua. Swim-teach recomienda hacerlo despacio ya que este, para la mayoría, es el aspecto más aterrador del aprendizaje. Primero, salpica un poco de agua en tu cara. Luego sumérgete a la mitad en el agua hasta que te sientas cómodo para hacerlo completamente. Ésta es una técnica que también puedes practicar en la bañera de tu casa. Al mismo tiempo, esto también mejora tu habilidad de aguantar la respiración. Mide el tiempo que puedes aguantar sin respirar con un cronómetro.

  5. 5

    Inscríbete a una clase local en el parque del distrito. Habla con el tutor o el instructor y asegúrate de que cumplan tus necesidades. Si eres hidrofóbico, algunas veces hay clases enfocadas a enfrentar estos miedos. Estos programas funcionan como talleres y simultáneamente alivian a las personas del miedo al agua a través de programas combinados con instrucción real en el agua.

Consejos y advertencias

  • Otra opción para unirse a una clase es crear un anuncio en línea y pedir un maestro de natación.
  • Haz que un amigo te vea cuando realices tus primeros intentos para nadar. Pueden poner sus brazos debajo de ti y levantarte si te hundes. Asegúrate de que la persona que contrates para verte sea alguien simpático y paciente o, mejor aún, alguien que esté capacitado para enseñarles a otros a nadar.
  • Entiende que no hay nada de qué avergonzarse en cuanto a no saber nadar. Muchos adultos no buscan instrucción porque les avergüenza o apena su deficiencia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles