Nadar después de una histerectomía

Escrito por kimberly wonderly | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Nadar después de una histerectomía
Puedes tener permiso para relajarte en la piscina un mes después de la histerectomía. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Una histerectomía, la remoción del útero, limita tu habilidad de ejercitarte hasta que tu cuerpo se sane. El método usado para removerlo juega un rol en cuán pronto podrás retornar a tu rutina regular de ejercicios. Necesitas esperar hasta que tus incisiones se sanen antes de entrar a un piscina y hasta que tus partes interiores se sanen antes de realizar cualquier tipo de brazada. Consulta con tu doctor antes de entrar a la piscina.

Otras personas están leyendo

Recuperación

Tras una histerectomía, tu estadía en el hospital puede variar entre un par de horas y tres días. Toma entre cuatro a seis días antes de que tu cuerpo se recupere de una histerectomía si el procedimiento requiere que el doctor abra tu abdomen. Tu recuperación puede durar entre tres a cuatro semanas si tienes una histerectomía vaginal o laparoscópica. Durante el proceso de recuperación, deberías abstenerte de tomar baños de tina, entrar a una piscina, ducharte, usar tampones, tener relaciones sexuales y levantar objetos pesados.

Relajarse en la piscina

Las histerectomías vaginales y laparoscópicas te permiten entrar a la piscina antes de lo que podrías hacerlo después de una histerectomía abdominal. Si tu recuperación va bien, puede que tengas permiso de entrar a una piscina para una relajante sambullida tras tres a cuatro semanas. Sin embargo, tienes que esperar un mínimo de cuatro semanas tras una histerectomía abdominal. Usa un traje de baño o un cobertor para proteger tus incisiones del daño del sol. Evita realizar cualquier tipo de brazada hasta que tengas permiso de comenzar a ejercitarte a nivel moderado. Una sumergida relajante consiste en pararse, sentarse o caminar lentamente en la piscina.

Nadar

Las brazadas de nado y los aeróbicos acuáticos caen en la categoría de ejercicio moderado a intenso. Los doctores comúnmente recomiendan que esperes seis a ocho semanas tras una histerectomía para comenzar este tipo de ejercicio, incluso con una histerectomía laparoscópica o vaginal. El tiempo de recuperación garantiza que los músculos y órganos se curen por completo tras tu cirugía. Si te ejercitas antes de que tu cuerpo se sane por completo, te arriesgas a lastimarte y tener severas adhesiones. Las adhesiones severas o bandas de tejido que se forman entre los tejidos y órganos del abdomen pueden causar dolor abdominal, pélvico u obstrucciones intestinales. Luego de conseguir el permiso de tu doctor, comienza a nadar lentamente. Sólo incrementa la intensidad o duración a medida que tu condición física mejore. Si experimentas cualquier dolor, incomodidad o sangrado mientras nadas, detente y contacta a tu médico.

Consideraciones

Las complicaciones como una infección, coágulos de sangre, sangrado profuso o lesiones internas pueden prolongar tu periodo de recuperación, haciendo que sea peligroso entrar a una piscina, incluso tras dos o tres meses de recuperación. Evita una recuperación prolongada al programar y realizar revisiones regulares con tu médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles