Cómo nadar usando la patada de rana

Escrito por elizabeth knoll | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo nadar usando la patada de rana
A medida que avanzas, comienza a enderezar tus brazos y piernas. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

La patada de rana, también conocida como la braza, consiste en el movimiento de los brazos y las piernas. Cuanto más fuertes sean tus piernas, más rápido serás capaz de propulsarte a través del agua. Este tipo de técnica de natación puede ser practicada fuera del agua en primer lugar, para que puedas ver tus piernas y comprobar que las estás pateando correctamente. Una vez en el agua, se puede realizar la patada de espaldas y ver que tus rodillas no salgan a la superficie. Esto indica que estás haciendo la patada correctamente, por lo que puedes darte la vuelta sobre tu estómago y añadir el movimiento de brazos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una silla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ponte de pie junto a una pared con los pies juntos. Dobla la rodilla más alejada de la pared hasta formar un ángulo de 90 grados. Extiende la pierna superior hacia afuera, lejos del cuerpo. Da una patada con el pie hacia fuera, lejos de tu cuerpo y trae tu pierna nuevamente a la posición inicial. Gira y practica con la otra pierna.

  2. 2

    Siéntate en una silla. Mantén las rodillas juntas, pero levanta los pies del suelo. Abre las piernas, patea con los pies para que estén rectas. Trae a tus pies juntos con las piernas todavía rectas. Dobla las rodillas para comenzar la patada de nuevo.

  3. 3

    Métete en el agua una vez que te sientas seguro con la parte de la pierna del estilo de patada de rana. Recuéstate sobre tu espalda y patea las piernas como has estado practicando, doblando las rodillas, abriendo las piernas, expulsando tus pies y llevando las piernas de nuevo juntas. Cuida tus rodillas a medida que realizas esta patada. No debes salir fuera del agua.

  4. 4

    Pon tus brazos hacia fuera delante tuyo. Cuando se doblan las rodillas, empieza a traer los brazos hacia cada lado. Empuja el agua con las manos a medida que mueves tus brazos. Una vez que se sientan horizontales con los hombros, empuja las manos estiradas hacia fuera delante tuyo a la posición inicial. Esto debe coincidir con que las piernas se enderecen juntas.

  5. 5

    Levanta la cabeza para respirar a medida que empujas las manos hacia los lados y baja la cabeza en el agua cuando empujes los brazos y las piernas estiradas para que puedas deslizarte hacia adelante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles