¿Necesitas pasaporte para viajar en Europa?

Escrito por contributing writer | Traducido por maría florencia lavorato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Necesitas pasaporte para viajar en Europa?
Antes de viajar, lo primero que necesitas es un pasaporte. (Thinkstock Images/Stockbyte/Getty Images)

Si estás pensando en ideas para tus vacaciones, mientras contemplas los paisajes a través del Océano Atlántico hacia Europa, hay algunas cosas a considerar y entender mientras planificas tu viaje al extranjero. Una de las primeras cosas que necesitas planificar, mucho antes de un viaje, es un pasaporte. Un pasaporte no es algo que se pueda solicitar y recibir, por lo general, en un corto período de tiempo.

Otras personas están leyendo

Identificación

Al llegar a cualquier aeropuerto europeo en un vuelo internacional, se te requerirá pasar por la aduana. En este momento se te pedirá el pasaporte. Viajar por tierra entre los países suele ser más bien un proceso de revisión al azar. En su mayor parte, los viajes entre países de la Unión Europea (UE) están fundamentalmente vacíos en los últimos puntos de control fronterizo. Sin embargo, en cualquier momento, para mayor seguridad u otras políticas, se te puede pedir tu pasaporte mientras estás en la UE. Viajar en tren no sólo es popular, económico y eficiente, sino que también lleva un soplo de aire romántico. Una vez más, al viajar dentro de la UE es posible que no sea necesario presentar tu pasaporte en cualquiera de los puntos de verificación. Sin embargo, siempre es prudente llevarlo contigo por si hay algún cambio en las políticas, un control aleatorio o problemas de seguridad. Mientras que un pasaporte es necesario, una visa puede no serlo. Comprueba en línea para conocer los requisitos de visado para los países que vas a visitar. Lo más importante de todo, tu pasaporte es obligatorio para poder entrar de nuevo en tu país de origen, es decir, los EE.UU., después de aterrizar en el aeropuerto desde tu destino europeo.

Historia

Utilizado por los viajeros en Europa, ya en la Edad Media, los documentos de identificación personal han sido emitidos por las autoridades locales. Estos documentos eran para facilitar el paso de los viajes a través de las ciudades y pueblos donde se construían puertas, o torres, con agentes locales de seguridad. Los pasaportes o documentos de identificación personal no eran obligatorias en todos los cruces fronterizos o puertos de Europa. La cobertura de las fronteras y los problemas de aplicación resultaron abrumadores hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial. Europa estaba en medio de una crisis que ocurría principalmente en suelo europeo. Fue entonces cuando empezaron a cerrar las fronteras y los puntos de control se implementaron y el pasaporte moderno, con fotografía, tuvo sus comienzos. Sin embargo, el sistema de pasaporte aún era interpretado abiertamente por los países involucrados en su emisión. No fue sino hasta 1980 que el pasaporte normalizado, en el formato que es universalmente prescrito, entró en vigencia.

Beneficios

Solicitar un pasaporte es sencillo. Revisa las normas de tu país y las instrucciones en el sitio web o busca el nombre de tu país para encontrar el sitio de aplicación. Asegúrate de consultar en el sitio para tu gobierno actual. Hay muchas empresas que hacen el trabajo por ti, lo que significa que si bien tendrás que completar la solicitud, tendrás una tercera parte que responderá cualquier pregunta o duda que te pueda surgir. Un pasaporte es expedido por tu gobierno local para certificar tu identidad y tu nacionalidad. Cuando viajas por el mundo, es indispensable para facilitar el movimiento a través de los puestos de aduana.

Tipos

Los pasaportes vienen en muchos tipos. La normalización de los pasaportes en 1980 universalizó esta lista. Un pasaporte turístico: otorgado a la mayoría de los ciudadanos. Pasaporte oficial o de servicio: expedido a los empleados del gobierno para viajes relacionados con el trabajo. Pasaporte diplomático: emitido a los cónsules o diplomáticos, y a sus familiares inmediatos, para viajes relacionados con el trabajo. Pasaporte temporal o de emergencia: emitido en el caso de un pasaporte perdido o robado, mientras estás fuera de tu país de origen. Pasaporte colectivo: otorgado a un grupo itinerante de personas que se pueden identificar en conjunto, es decir, una tropa scout o clase de alumnos de una escuela. Pasaporte para la familia: expedidos a los viajeros principalmente con niños. Nota: muchos países han retirado o se alejan de esta práctica.

Advertencias

Antes de salir de casa saca un par de fotocopias de la parte interior (la de la foto) de tu pasaporte. Lleva una copia contigo, pero nunca la guardes en el mismo lugar que tu pasaporte y deja otra copia con un miembro de la familia al que sientas que puedes contactar fácilmente desde el extranjero. Querrás tener estas fotocopias en caso de que tu pasaporte se pierda o sea robado. No podrás abordar un avión en Europa sin tu pasaporte ni volver a ingresar a tu país de origen sin él. Si sucede lo peor, y tú y tu pasaporte se separan, ponte en contacto con la Embajada o Consulado de tu país de inmediato .

Antes de salir de casa navega por Internet e imprime las direcciones de las embajadas u oficinas consulares en las áreas donde vas a viajar. Si vas a viajar hacia allí durante mucho tiempo, siempre es recomendable que consultes con las oficinas a tu llegada. Pero lo más importante, si de repente te encuentras sin tu pasaporte, tendrás que ser capaz de encontrar el edificio que es, básicamente, "casa" de tu país de origen fuera de tu hogar, ya que es donde vas a presentar tu documentación para recibir tu nuevo pasaporte. Lleva tu fotocopia o haz que tu familia envíe una copia por fax para acelerar el reemplazo de tu pasaporte o la emisión de un pasaporte temporal que estará en vigor hasta que vuelvas a casa y puedas solicitar uno nuevo. La mayoría de la gente no toma esta precaución , o ni siquiera anota su número de pasaporte, de modo tal que si tienen que reemplazarlo durante las vacaciones, será una experiencia mucho más estresante.

Los pasaportes no son considerados propiedad del individuo, sino, de hecho, son propiedad del gobierno de la persona. Como tal, los gobiernos se reservan el derecho de limitar o revocar el pasaporte de cualquier individuo en cualquier momento, sobre la base de que se cumplan determinados criterios. Más información sobre ello será específica para cada país emisor y debe ser investigada en el sitio web del gobierno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles