¿Necesito desayunar antes de entrenar por la mañana?

Escrito por ana koose | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Necesito desayunar antes de entrenar por la mañana?
Saltearse el desayuno antes de hacer ejercicio por la mañana puede producir mareo y baja de los niveles de glucosa, lo que afectará tu desempeño. (Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images)

Comer algo antes de realizar cualquier tipo de actividad física puede ayudar a mejorar tu entrenamiento, especialmente por la mañana. Durante la noche, utilizas la mayoría de la energía calórica que consumiste en la cena. Cuando te levantas, tus reservas de energía pueden estar agotadas y tu nivel de glucosa en sangre estar bajo. Esto podría causar que te sientas mareado al hacer ejercicio, lo que no sólo afecta a tu entrenamiento sino que puede ser peligroso. Comer algo, hasta un pequeño tentempié, puede ayudar a mantener tus reservas de energía y optimizar tu desempeño.

Otras personas están leyendo

Desayuno y desempeño

No desayunar antes de hacer ejercicio por la mañana puede disminuir tus niveles de energía e impedirte entrenar al nivel de intensidad que pretendes. En un estudio publicado en el “Journal of Applied Physiology”, los investigadores encontraron que comer 45 minutos antes de entrenar puede mejorar tu desempeño de manera significativa. Si no te gusta desayunar a la mañana temprano o prefieres entrenar con el estómago vacío, hasta una bebida deportiva con carbohidratos o un jugo de fruta puede ayudarte a aumentar los niveles de glucosa y evitar que sientas cansancio prematuro.

Hora y cantidad de desayuno

Qué y cuánto comes dependerá de cuánto tiempo pase entre tu desayuno y el comienzo de tu entrenamiento. La American Dietetic Association (Asociación Dietética Estadounidense) recomienda un comida basada en carbohidratos con cantidades moderadas de proteínas. Un desayuno de 100 a 400 calorías antes de entrenar puede ayudarte a mantener las reservas de energía sin hacerte sentir lleno o pesado, o causar molestia estomacal. Si planeas desayunar de tres a cuatro horas antes de hacer ejercicio, probablemente lo mejor será un desayuno más copioso y calórico. Si vas a desayunar dentro de las dos horas antes de entrenar, un desayuno más reducido con menos calorías permitirán que te sientas activo sin sentirte lento. Evita comer demasiado cerca del momento que comiences a entrenar para prevenir los calambres en el estómago.

Ejemplos de desayuno antes de hacer ejercicio

Cada uno tiene sus preferencias cuando se trata del desayuno. A algunas personas les gusta comer cosas dulces, a otros saladas. Algunos prefieren un desayuno caliente, mientras que otros gustan de un desayuno frío o algo al pasar. Un emparedado de pan integral con clara de huevo y queso bajas calorías es un buen ejemplo de un desayuno caliente antes de entrenar. Si deseas uno más rápido, prueba cereales con frutas y un vaso de jugo de naranja, o una barra de granola. Otro ejemplo es yogur bajo en calorías con granola y frutos rojos. Si prefieres no comer a la mañana temprano, toma un vaso de jugo de naranja, un batido de frutas o una bebida deportiva.

Agua o bebidas deportivas antes del ejercicio

Beber agua es también importante antes de hacer ejercicio, especialmente a la mañana. Luego de una noche de sueño, tu cuerpo puede estar parcialmente reducido en fluidos y, cuando te ejercitas, pierdes líquido a través de la transpiración. Toma de 6 a 8 onzas (200 a 250 cc) de agua u otra bebida antes de entrenar para prevenir la deshidratación. Si escoges no tomar un desayuno fuerte, puede que prefieras una bebida deportiva con carbohidratos en lugar de agua, para mantener tus niveles de energía durante el entrenamiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles