Neumonitis felina

Escrito por kelli rogers | Traducido por mariajose mansilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Neumonitis felina
Si tu gato estornuda o sufre de secreción nasal u ojos llorosos, llévalo a un especialista para que lo examine. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Los gatos contraen infecciones respiratorias altas igual que los seres humanos. Si notas que tu gato estornuda o sufre de secreción nasal u ojos llorosos, llévalo a un especialista para que lo examinen por neumonitis felina, una infección respiratoria alta que no se considera mortal. Ya que se sospecha que ésta afección provoca conjuntivitis en los seres humanos en contadas ocasiones, haz que examinen a tu gato lo antes posible.

Otras personas están leyendo

Causas

La clamidia psittaci causa la neumonitis felina, es una organismo microscópico que necesita del gato para vivir y funcionar. Esta enfermedad se contagia a través del contacto con la secreción de nariz, ojos o boca. Suele ser leve y se puede transmitir de la mano del hombre y prendas de vestir; la bacteria puede albergarse en áreas tales como cajas de arena, contenedores de alimentos y jaulas.

Síntomas

La bacteria de la neumonitis felina invade e irrita la mucosa del sistema respiratorio, provocando estornudos, tos, secreción de la nariz, falta de apetito y fiebre. Si la enfermedad se produce sin ningún otro tipo de infección respiratoria, puede que el gato no presente síntomas. Los síntomas más comunes son los que están asociados con las infecciones oculares. Los ojos rojos y llorosos son síntomas comunes en los gatos infectados con chlamidia psittaci.

Tratamiento

Por lo general, los antibióticos son de mucha ayuda al tratar la neumonitis felina ya que no es un virus. Gotas para los ojos y tratamiento intravenoso en caso de que el gato esté deshidratado. El antibiótico más utilizado es la tetraciclina, se administra vía oral o como un ungüento para los ojos infectados. Si el tracto respiratorio bajo está infectado, provocando que el gato desarrolle una neumonía, se requerirá de descanso y líquidos. En caso de neumonía, ayudará colocar un humidificador cerca del gato o mantener al animal en un cuarto de baño lleno de vapor.

Prevención

Por lo general, la neumonitis felina no se da en una casa en donde haya solo un gato. Se recomienda administrar vacunas de manera regular en caso de que tengas varios gatos, participe de exhibiciones de raza o si salga a la calle. Las vacunas se administran a las 8-10 semanas y a las 14-16 semanas, además se requieren refuerzos anuales. Estas vacunas no eliminan el riesgo de que tu gato contraiga neumonitis felina, pero disminuirá la gravedad y duración de la enfermedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles