Cómo neutralizar un imán permanente

Escrito por maya austen | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo neutralizar un imán permanente
Atracción magnética. (Twin gears image by Faraways from Fotolia.com)

Los imanes permanentes están creados por sustancias ferromagnéticas. Una sustancia es ferromagnética si posee una magnetización fuera de la presencia de un campo magnético externo. Los tipos más comúnes de sustancias ferromagnéticas son el hierro, el níquel y el cobalto. Si se magnetizan, estas sustancias se convierten en ferroimanes, imanes permanentes capaces de retener propiedades magnéticas. Los imanes permanentes pueden neutralizarse elevando la temperatura del imán sobre el punto de Curie de la sustancia del que está hecho el imán. El punto de Curie es el punto de temperatura más alto que vuelve a un material ferromegnético en paramagnético. Los paraimanes sólo son magnéticos en presencia de un campo magnético externo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Imán permanente
  • Varilla de hierro
  • Losa de concreto o una piedra plana de por lo menos 14 por 10 pulgadas (35 por 25 cm)
  • 2 ladrillos de concreto
  • Antorcha de soplete de propano

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Neutralización de un imán permanente

  1. 1

    Levanta la varilla de hierro de forma vertical sobre el concreto o una piedra de superficie plana. Asegura la varilla en esta base provisional poniendo tus ladrillos de concreto en dos lados opuestos de la varilla, apretando la varilla en una posición vertical estable. Asegúrate de que la varilla esté bien sujeta en forma recta. Si recibe un toque moderado o un golpe, entonces no está segura.

  2. 2

    Pega tu imán permanente a la varilla de hierro. Debido a que el metal del imán permanente aún está magnetizado, todo lo que tienes que hacer con el imán es ponerlo en contacto con la varilla de hierro y las fuerzas magnéticas se sujetarán en su lugar.

  3. 3

    Usa tu antorcha de soplete de propano para calentar el imán permanente. El tiempo que necesites para calentar el imán depende de su tamaño y el tipo de metal. El punto de Curie de temperatura del hierro es de 1.043 grados Kelvin (770 grados centígrados). El punto de Curie de temperatura del níquel es de 627 grados Kelvin (358 grados centígrados). El punto de Curie de temperatura del cobalto es de 1.388 grados Kelvin (1.131 grados centígrados).

  4. 4

    Mantén el calor en el imán permanente hasta que se caiga de la varilla de hierro. Caerá desde la varilla de hierro una vez que la temperatura del metal que hizo que el imán permanente alcance su punto de Curie.

Consejos y advertencias

  • También es posible neutralizar un poco el imán permanente débil golpeándolo o dejándolo caer en varias ocasiones. Esta acción discordante mezclará el orden coherente del imán y más débil y poco a poco el imán se desmagnetizará por completo.
  • Si deseas comprar un lugar y una base en lugar de crear una improvisada para sujetar tu imán, usa el vínculo de Physics Learning Laboratories (Laboratorios de Aprendizaje de Física) en la sección Recursos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles