Cómo conseguir que un niño deje de tener costra

Escrito por lucia mata | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo conseguir que un niño deje de tener costra
(Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Las costras son una parte importante del proceso cicatrizante. Protegen la piel rota hasta que se forme la piel nueva. Tu niño podría sentir la gana incontrolable de rascar las costras, quizás porque pican o para aliviar la ansiedad reprimida. Si tu hijo se rasca las costras, es importante detener este hábito para evitar infecciones. Tal vez necesites probar varias estrategias diferentes antes de que seas capaz de que deje de rascarse.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Ayuda a que el corte o arañazo de tu hijo cicatrice más rápido. Lava la herida a fondo con jabón y agua todos los días hasta que esté cicatrizada. Enjuaga y aplica una pomada con antibiótico. Aplica un humectante con vitamina E para evitar que pique la costra. Cúbrela ligeramente con una venda adhesiva. Asegúrate de que vendaje no esté demasiado apretado ya que podría hacer que el aire entre en la costa y se ralentice el proceso de cicatrización.

  2. 2

    Habla a tu hijo sobre la importancia de no rascarse las costras. Discute el proceso de cicatrización con él de una forma adecuada para su edad. Explica que una costra protege la piel mientras se cicatriza y que es importante no rascarla. Dile que rascarse podría tener como resultado una cicatriz.

  3. 3

    Distrae a tu hijo cuando comience a rascarse la costra. Si es muy pequeño, prueba una actividad o juguete nuevo para mantenerle interesado y ayudarle a olvidar la costra. Observa a tu hijo durante todo el día para asegurarte de que no se rasca la costra.

  4. 4

    Utiliza un refuerzo positivo. Crea un gráfico para cada día. Coloca una etiqueta adhesiva sobre los días en que tu hijo no se rasca la costra. Dale una recompensa por un cierto número de etiquetas. Si tu hijo es muy pequeño, dale una etiqueta por no rascar su costra por la mañana, otra por no hacerlo por la tarde y otra por la noche. Triplica la cantidad de etiquetas que necesita para recibir una recompensa.

  5. 5

    Habla con tu médico si tu hijo se rasca constantemente las costras ya que podría ser una señal de ansiedad. Proporciona a tu hijo otras salidas para controlar la ansiedad, como hablar sobre sus preocupaciones, jugar con un animal o dibujar. Habla con un médico sobre los tratamientos que tu hijo podría recibir si sufre de ansiedad o trastorno obsesivo-compulsivo (OCD).

Consejos y advertencias

  • Un vendaje adhesivo de color o uno que tenga un dibujo del personaje de dibujos animados preferido de tu hijo puede evitar que se quite el vendaje y se rasque la costra.
  • No hagas una regla sobre no rascarse las costras. No serás capaz de imponer la regla en todo momento y el niño podría creer que está bien romper las normas si no le estás mirando.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles