¿Puede un niño nadar con fiebre?

Escrito por julie christensen | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Puede un niño nadar con fiebre?
Pregunta al entrenador o profesor de natación sobre las reglas respecto de la enfermedad. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Si tu hijo debe nadar con una fiebre, dependerá de varios factores, incluyendo la edad del niño, otros síntomas y qué tan alta es la fiebre. Se considerará también la naturaleza de la actividad de natación: la natación recreativa es probablemente buena para un niño que se recupera de una enfermedad, pero espera un poco más antes de permitir para nadar, dé vueltas en la práctica del equipo de natación.

Otras personas están leyendo

Nivel de actividad

Considera el nivel de actividad del niño para determinar qué tan enfermo está. Un niño que es apático, tiene sueño o no tiene apetito tiene que descansar en casa, pero un niño que sigue jugando normalmente, probablemente puede ir a nadar. La temperatura corporal varía hasta en dos grados durante todo el día, con un pico durante la tarde hasta la noche, de acuerdo con Pediatría Town and Country, por lo que es posible que un niño con una fiebre de bajo grado, menor a 101 °F (38 C) no esté enfermo en absoluto, sino simplemente caliente.

Síntomas de enfermedad

Supervisa a tu hijo por otros síntomas de enfermedad contagiosa antes de enviarlo a la piscina. Un niño con una nariz que moquea, tos, vómitos o diarrea debe quedarse en casa porque su cuerpo está luchando contra una infección viral o bacteriana y necesita descansar. Además, llevarlo a la piscina podría exponer a otros nadadores a la enfermedad. Sin embargo, muchos niños tienen fiebre de bajo grado cuando les están saliendo los dientes, pero no están realmente enfermos, según el Dr. Jerry Rubin, MD. Si tu hijo parece estar cómodo, come y duerme con normalidad y no presenta otros signos de enfermedad, arma su bolso de natación y vayan.

Consideraciones

Un niño que tiene fiebre de más de 101 grados (38 C) está, probablemente, luchando contra una enfermedad y, definitivamente, tiene que quedarse en casa, incluso si usas medicamentos para bajar la fiebre como el paracetamol. La energía que se gasta a través de la natación, así como la exposición al agua fría, podría debilitar el sistema inmunológico de tu hijo, lo que puede prolongar la enfermedad o peor. Mantén a tu hijo en casa hasta que esté libre de fiebre y otros síntomas durante 24 horas y haya reanudado la actividad normal. Tu hijo podría animarse después de recibir acetaminofén, pero debe continuar en reposo durante al menos 24 horas.

Tratamiento

La fiebre no es una enfermedad sino un síntoma de una enfermedad y la respuesta del cuerpo a los gérmenes invasores. A pesar de que la fiebre preocupa a los padres y causa molestias a los niños, es una señal de que el cuerpo está trabajando para curarse a sí mismo. No te apresures a tratar la fiebre de inmediato, especialmente si el niño está relativamente cómodo. La reducción de la fiebre antes de tiempo a través de medicación puede detener el proceso de curación del cuerpo. Anima a tu hijo a descansar tranquilamente en vez de participar en el juego activo o el deporte, como la natación. Ofrécele líquidos claros, tés de hierbas diluidas o una sopa suave para evitar la deshidratación y dale un baño en agua un poco caliente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles