Cómo un niño puede perder 10 libras de grasa abdominal

Escrito por dana severson | Traducido por gabriel guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo un niño puede perder 10 libras de grasa abdominal
Los niños menores de 7 años generalmente no deben restringir su ingesta de calorías por debajo del mínimo recomendado. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

El mejor método de pérdida de peso para un niño depende realmente de su edad. Los niños menores de 7 años generalmente no deben restringir su ingesta de calorías por debajo del mínimo recomendado. De acuerdo con la Clínica Mayo, el abordaje más apropiado para este rango de edad es el manejo del peso, donde las calorías son mantenidas dentro de un rango saludable para que la altura del niño eventualmente se nivele con su peso. No se pueden utilizar técnicas de pérdida de peso hasta que el niño crezca.

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Menores de 7 años

  1. 1

    Habla con tu médico familiar antes de hacer cualquier cambio en la dieta o en el nivel de actividad de tu hijo. Tu doctor tendrá una buena opinión sobre cuáles técnicas debes utilizar para ayudar a que tu hijo alcance el peso y masa corporal adecuados para su edad y altura.

  2. 2

    Determina la cantidad de calorías que tu hijo necesita para mantener su peso actual. Dado a que estás utilizando el manejo del peso para ayudar a que tu hijo pierda su grasa abdominal, necesitas mantener su ingesta calórica dentro de las recomendaciones dietéticas para su sexo y edad. De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón, las niñas entre los 4 y 6 años requieren un promedio de 1200 calorías, y los niños de la misma edad requieren un promedio de 1400 calorías diarias. Los niños entre los 2 y 3 años requieren 1000 calorías, y los de 1 año necesitan alrededor de 900 calorías, sin importar su sexo.

  3. 3

    Empieza a planear comidas que sean ricas en frutas, vegetales, granos y lácteos bajos en grasa y limita las carnes altas en grasa y los alimentos preparados, como comidas congeladas y guarniciones pre-empacadas. Para poder controlar el peso de tu hijo, toda la familia necesita cambiar sus hábitos dietéticos. Agrega frutas frescas y vegetales. Compra pastas de granos enteros, pan y cereales que sean bajos en azúcar. Busca cortes magros de carne, como pescado, aves y cortes de res que sean "redondos" o "solomillo" para disminuir la ingesta de grasa.

  4. 4

    Promueve las comidas familiares por sobre las salidas a comer. No importa qué tan ocupados tú y tu familia se hayan vuelto, siempre pueden hacerse un tiempo para comer en familia. Estas comidas tienden a ser más nutritivas y equilibradas que la comida rápida. Las comidas rápidas son preparadas con un exceso de calorías, grasas, colesterol y sodio.

  5. 5

    Anima el consumo de agua por sobre las bebidas endulzadas, como gaseosas, té helado e incluso jugo de fruta. La mayoría de esas bebidas son muy altas en azúcar, lo que significa que también son altas en calorías.

  6. 6

    Llena tus alacenas y refrigerador con meriendas saludables. Ten nueces, semillas, frutas, vegetales y quesos libres de grasa siempre a la mano. Esas son las opciones más saludables para merendar entre comidas y a menudo contienen menos calorías que las papas fritas y dulces pre-empacados.

  7. 7

    Involucra a toda la familia en actividades físicas para mejorar la condición física de tu hijo. Lleva a tu familia a andar en bicicleta o a viajes de excursionismo. Anota a tu hijo en un deporte competitivo, como tenis, baloncesto o fútbol. Cualquier cosa que genere actividad en tu hijo puede promover un estilo de vida más saludable, permitiendo que su altura se nivele con su peso.

    Niños mayores

  1. 1

    Habla con tu médico familiar. Como con los niños menores, debes discutir las opciones de pérdida de peso para tu hijo, incluso a una edad más avanzada.

  2. 2

    Determina la cantidad de calorías que tu hijo necesita para mantener su peso actual. Dado que estás utilizando el manejo del peso para ayudar a que tu hijo pierda su exceso de peso, necesitas entender las recomendaciones dietéticas para su sexo y edad. De acuerdo con la Asociación Estadounidense del Corazón, las niñas entre los 7 y 8 años necesitan un promedio de 1200 calorías y los niños de la misma edad requieren un promedio de 1400 calorías diarias. Las niñas entre los 9 y los 13 años necesitan un promedio de 1600 calorías, mientras que los niños requieren un poco más, promediando las 1800 calorías. Las niñas y niños mayores generalmente necesitan 1800 y 2200 calorías respectivamente.

  3. 3

    Anima la actividad física sobre los pasatiempos sedentarios. Si tu hijo se involucra con una rutina atlética, probablemente no necesitarás restringir las calorías debajo de las recomendaciones para su sexo y edad. El ciclismo, el atletismo, la natación, el voleibol, el tenis y otros deportes competitivos a menudo llevan a un incremento de calorías quemadas cada día, lo que impulsa la pérdida de peso.

  4. 4

    Reduce levemente la ingesta calórica de tu hijo. La pérdida de peso en los niños y adolescentes debe ser gradual, con un promedio de 1 libra (1/2 kilo) por semana hasta 1 libra (1/2 kilo) por mes. Eliminando 280 calorías cada día, el equivalente de dos latas de gaseosa, se pueden perder hasta 2 libras (1 kilo) cada mes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles