Cómo trabajar con niños autistas menores de 6 años

Escrito por rebeca renata | Traducido por natalia orduz
Cómo trabajar con niños autistas menores de 6 años

Cómo trabajar con niños autistas.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El autismo es un desorden generalizado del desarrollo. Las personas con autismo tienen dificultades en las interacciones sociales, así como problemas con la comunicación. El autismo varía en severidad. El autismo leve puede mostrar las señales mínimas de incapacidad congnitiva, mientras las personas con autismo severo pueden tener comportamientos extremadamente repetitivos, autolesivos y agresivos. Trabajar con niños autistas puede ser exigente. Estos niños usualmente se dedican a demostrar los comportamientos característicos del autismo y requieren modificaciones en el aprendizaje.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Usa ayudas visuales y enfócate en los intereses individuales para motivar el aprendizaje y mantener la atención del niño. Los niños autistas son pensadores y aprendices visuales. Las ayudas visuales pueden ayudar a los niños autistas a aprender números, palabras y direcciones, las cuales son difíciles para las personas con autismo.

  2. 2

    Usa comunicación directa y fomenta las interacciones humanas. Sé cuidadoso de no usar más palabras de las necesarias y de mantener explicaciones e instrucciones simples, y repítelas tan frecuentemente como sea necesario. Los niños autistas usualmente encuentran a las claves verbales particularmente exigentes. Usa representaciones visuales cuando des instrucciones. Es importante que a los niños pequeños se les fomente interactuar con otros. Promueve juegos y actividades que incluyan interactuar. Esto puede simplemente involucrar comentarios sobre lo que el estudiante está haciendo mientras lo está haciendo. Para llamar la atención de un niño autista, en un principio trata de copiar con sutileza sus sonidos y acciones para crear una interacción. Esto puede funcionar especialmente en niños autistas no verbales, quienes aún no han desarrollado capacidades de lenguaje. Algunas personas con autismo pasan un mal rato al procesar e integrar información visual y verbal, impidiéndoles desarrollar habilidades de lenguaje verbal. Con estos niños, trabaja con imágenes o lenguaje de señas cuando te comuniques. Para fomentar las habilidades de lenguaje en niños pequeños, usa juegos que involucren interacciones bidireccionales, tales como hacer rodar una pelota entre ustedes.

  3. 3

    Entiende los desencadenantes a los comportamientos violentos y autolesivos. Una causa principal para estos comportamientos en los niños autistas es la sensibilidad sensorial. Por ejemplo, ciertos tipos de luces, sonidos o roces pueden ser muy angustiantes para los niños autistas y pueden causar dolor físico e inquietud. Los comportamientos violentos y autolesivos, tales como morder la camisa, halar el pelo y otro tipo de actuaciones pueden ser una reacción a la sobreestimulación. Las actividades tales como morder la camisa pueden ser un intento para tranquilizarse. Ofrece una alternativa para estas actividades agresivas que ayuden al niño a tranquilizarse. Por ejemplo, si morder es un problema, dale al niño una alternativa aceptable, tal como un cepillo de dientes o un anillo de masticar. Esto ayudará a calmarlo sin causarle daño al niño o alguien más. Adicionalmente, da seguimiento a los tipos de estímulos sonoros y visuales que pueden molestar al niño y trata de minimizarlos. Como regla general, si estás trabajando con un niño que es sobre- o subestimulado por cierta actividad o estímulo ambiental, ofrécele la experiencia opuesta: una actividad estimulante debe dársele a un niño que esté aburrido, y una menos estimulante a un niño que esté sobre-excitado.

  4. 4

    Los niños autistas con frecuencia se obsesionan con un área o desarrollan un talento específico. Usa este interés. Por ejemplo, si el niño está interesado en los insectos, inclúyelos en juegos de contar y de reconocimiento de palabras. Llevar a un niño a buscar insectos también puede ser una forma de ayudarlo a aprender sobre el mundo táctil, especialmente si tiene dificultades con la estimulación sensorial.

Consejos y advertencias

  • Ten paciencia. Trabajar con niños autistas puede ser gratificante pero con frecuencia también puede ser frustrante. Recuerda hacer pausas y buscar ayuda y supervisión cuando la necesites.
  • Algunas veces los niños pequeños con autismo no son capaces de manejar la frustración. Aprende formas de reducir la intensidad de los comportamientos agresivos. Trata redireccionar al niño a una nueva actividad, preferiblemente algo que le parezca tranquilizador, y prémialo cuando sea capaz de calmarse solo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media