Cómo hacer que los niños no se muerdan los dedos

Escrito por david stewart | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que los niños no se muerdan los dedos
Cómo hacer que los niños no se muerdan los dedos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El hábito de morderse las uñas de los niños son familiares para la mayoría de los padres. Los niños muerden sus dedos para aliviar el aburrimiento o utilizan el hábito como un canal para expresar inquietudes y preocupaciones que los padres pueden desconocer. Si bien es posible que el hábito de tu hijo sea desagradable, es importante entender por qué lo está haciendo y luego adoptar medidas para poner fin a ese hábito. Al igual que con cualquier hábito poco saludable, hay que tener paciencia y disciplina constante para animar a tu hijo a romper el hábito.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Identifica la razón que hay detrás para que tu hijo se muerda las uñas. Muchas veces los niños muerden sus dedos en respuesta al estrés. Tu hijo puede estar extrañando a su mejor amigo que se ha trasladado a otra escuela o puede sentir tristeza por el ambiente poco familiar en la escuela de karate en que lo inscribiste recientemente. En última instancia, morderse los dedos es una forma en que el niño puede expresar su ansiedad como resultado de ser colocado en una situación específica. Pregúntale a tu hijo lo que le molesta. Habla con él sobre sus preocupaciones y ayúdalo a superar sus ansiedades.

  2. 2

    Evita gritar o castigar si encuentras a tu hijo mordiéndose los dedos o las uñas. En su lugar, dile en voz firme y tranquila que no le gusta su hábito y que tiene que dejar de hacerlo. Explícale que sus amigos y profesores lo encontrarán poco a poco desagradable si continúa con ese hábito.

  3. 3

    Elabora hábitos sustitutos que tu hijo pueda utilizar cada vez que sienta la necesidad de morder sus dedos o las uñas. Involucra a tu hijo en la formación de hábitos alternativos al pedirle que de ideas para tales hábitos. Recuérdale de este hábito que han acordado cuando lo veas mordiéndose los dedos.

  4. 4

    Muestra su aprecio cada vez que tu hijo se contenga de morder sus dedos. Reconoce el esfuerzo y abrázalo y ofrécele un trato tal como más tiempo de juego. Prométele un juguete si mantiene su buen comportamiento. No limites sus alabanzas y premios a un día; hazlo todos los días. Esto lo animará a adherirse a la nueva costumbre y gradualmente eliminar de sí mismo el hábito de morder sus dedos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles