¿Por qué los niños pequeños muerden las mantas?

Escrito por amy sutton Google | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué los niños pequeños muerden las mantas?
Los niños pequeños que mascan las mantas es un espectáculo familiar para muchos padres. (portrait bebe image by Zeno from Fotolia.com)

Los niños pequeños que mascan las mantas es un espectáculo familiar para muchos padres. Esta es la forma que tu hijo te dice que está ansioso y que necesita que lo calmes. Este comportamiento suele ser una parte del proceso de crecimiento y desaparece cuando el niño llega a cuatro o cinco años de edad. Puedes ayudar a que tu hijo abandone este hábito utilizando algunas estrategias de distracción y más que nada estar preparado con un abrazo y un beso cada vez que te necesite.

Otras personas están leyendo

Por qué ocurre la masticación

Masticar mantas u otras piezas de ropa es un signo de nerviosismo o alguna agitación interna que tu niño está experimentando, esto podría ser un nuevo bebé en la familia con el que tiene que luchar por tu afecto o los cambios como una nueva casa, o cualquier otra razón que amenace sus sentimientos de seguridad. El acto de masticar lo tranquiliza y es su manera de buscar el alivio de sus tensiones internas de ansiedad o miedo.

Otra razón probable para mascar las mantas podría estar relacionada con el contenido de hierro inadecuado en el cuerpo de tu pequeño. Su deficiencia es una ocurrencia común en los niños pequeños y se acompaña de una afección llamada "pica", donde los niños desarrollan un deseo por artículos no comestibles tal como barro y papel.

Qué pueden hacer los padres

El amor y el afecto de los padres puede ayudar a aliviar los temores y la ansiedad del niño, sobre todo si sus temores son el resultado de un nuevo bebé en casa. Si ves que tu niño masca las mantas, no te sorprendas o lo reprendas, sólo acércate a él y mécelo suavemente. Obsérvalo, comprueba si mastica con frecuencia. Si él se está volviendo más y más nervioso y retraído, acércate a tu pediatra que te puede ayudar a entender la razón detrás de la conducta de tu hijo. Pídele que le haga un examen por anemia.

A lo que los padres deben estar atentos

Aparte de la indicación indirecta de ansiedad, el hábito de mascar puede presentar algunos problemas directos para tu hijo. Las piezas de tela fragmentadas pueden entrar en su boca y bloquearla si la manta es vieja y se está desintegrando. Las mantas son también canales para que innumerables gérmenes entren en el cuerpo de tus hijos. Masticar pedazos grandes de tela pesada puede tensar sus dientes, que apenas está en crecimiento; informa a su dentista para que pueda tomar las precauciones adecuadas para evitar cualquier daño dental.

Más consejos

Usa tácticas de distracción para ayudar a tu pequeño a que se deshaga de su hábito de mascar. Dale una pelota suave exprimible o un muñeco de peluche que pueda usar cada vez que siente la necesidad de masticar. Cuando observes que masca o está a punto de morder una manta, suavemente quítale la manta y entrégale el objeto alternativo; usa arrullos y palabras tranquilizadoras mientras haces la sustitución. Pasa tiempo con él todos los días y disfruta de los juegos que le interesan y hazlo reír, lo que ayuda a liberar la ansiedad y la tensión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles