¿Con qué nivel de agua se considera que un auto está inundado y arruinado?

Escrito por john cagney nash | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Con qué nivel de agua se considera que un auto está inundado y arruinado?
El agua que llega al punto medio de las ruedas puede dañar los sistemas eléctricos de un automóvil. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

En el contexto de un automóvil, la expresión "inundado" razonablemente podría utilizarse para describir cuando ha entrado agua estancada o sucia en la bahía de pasajeros. A partir de allí pueden comenzar a ocurrir problemas distintos. "Arruinado" es un término subjetivo; un propietario podría considerar a su coche arruinado mientras que las aseguradoras podrían considerar que no está totalmente dañado.

Otras personas están leyendo

Coches inundados

De acuerdo con el sitio web Fraud Guides, hasta medio millón de vehículos fueron inundados por el huracán Katrina. Después de haber sido dados de baja como pérdida total por las compañías de seguros, muchos de ellos fueron enviados a otras zonas para la venta; algunos consumidores pueden no sospechar que una "ganga" es en realidad un coche que resultó inundado en un área golpeada por un huracán o cualquier otro desastre natural. La regla de que "obtienes lo que pagas" es casi siempre aplicable; los vehículos con un precio muy por debajo del valor de lista rara vez llegan a ser las gangas que a primera vista parecen. Los informes del historial del vehículo deben indicar si un coche se ha dado de baja.

Interior

Aunque los sellos alrededor de las puertas del coche suelen estar bien diseñados y son efectivamente a prueba de agua, no están destinados a resistir el agua estancada durante largos períodos. Si un vehículo ha sido sumergido en agua estancada o en una corriente que llega a un nivel más alto que la parte inferior de sus puertas, es posible que ésta ingrese. La arena, el barro y el limo son difíciles de eliminar por completo de las alfombras, sobre todo debajo de los asientos; si un coche a la venta tiene una cantidad notable de ambientador aromático, esto puede ser una señal de que intentan cubrir el olor a humedad y a moho. Asimismo, los paneles del revestimiento y la puerta pueden decolorarse por debajo de la línea del agua de la inundación. Las partes metálicas pueden ser más propensas a una futura oxidación.

Sistema eléctrico

El agua que entra en el sistema eléctrico de un automóvil puede causar tanto daño inmediato como futuro y catastrófico. El motor de arranque es típicamente el dispositivo eléctrico más bajo en un vehículo. Aunque puede ser costoso reparar uno en ruinas, por sí solo rara vez es motivo para considerar a un vehículo como dado de baja. Si, sin embargo, el agua es lo suficientemente profunda para que los componentes eléctricos y electrónicos estén sumergidos o simplemente sean salpicados por las olas de agua creadas por el movimiento del automóvil, esto puede dar lugar a graves problemas. Las facturas de reparación pueden ser de miles de dólares, e incluso después de que se hayan sustituido todos los sensores y módulos de control del vehículo aún pueden ser propensos a fallos aparentemente aleatorios.

Lo más importante son las características de seguridad del vehículo. En los coches modernos, dependen de una compleja interacción de información compartida entre una serie de sensores, la toma de decisiones del chip de computadora de a bordo y los dispositivos de accionamiento con mando eléctrico. El daño a estos componentes también puede pasar por completo desapercibido hasta que se necesiten, y en ese momento su falla puede ser muy peligrosa.

Toma de aire

Si bien históricamente las tomas de aire en los motores de automóviles se han situado en la parte superior del compartimiento del motor, muchos diseñadores de automóviles modernos las han trasladado a la entrada inferior y más cerca de la parrilla delantera. La lógica detrás de este cambio es que una toma de aire situada en una zona de alta presión crea una apariencia de inducción forzada, dándote un poco de energía adicional disponible a velocidades más altas. Un subproducto desafortunado de este traslado es que estos diseños hacen el ingreso de agua más probable en circunstancias menos extremas, por ejemplo, vadear una extensión relativamente poco profunda.

El agua es incompresible. Si ingresa en los cilindros cuando el motor está en marcha, los pistones altos (compresión) chocarán contra un objeto inamovible. Esto puede resultar en un motor bloqueado por el agua, daños en el pistón y el vástago del pistón, daños a las válvulas y la cabeza del cilindro, y puede soplar la junta de culata.

Escape

El agua puede entrar en el tubo de escape del sistema del silenciador. Esto ocurre con mayor facilidad en un coche que no está andando, pero si la contrapresión es suficiente, también puede ocurrir cuando el motor está funcionando. Debido a la altura de la mayoría de los colectores, el agua que entra en el tubo de escape no es probable que encuentre su camino hasta el motor. Podría, sin embargo, estancarse en lo más profundo de los silenciadores y recovecos y curvas en los tubos de escape, causando problemas con el arranque y funcionamiento. El calor de los gases de escape es probable que evapore el agua atrapada, pero, si el coche se utiliza después de una inundación, podrían ocurrir problemas de corrosión.

Enfriamiento rápido

La naturaleza presurizada de los sistemas de refrigeración del motor permiten que el refrigerante alcance temperaturas considerablemente por encima del punto de ebullición y evaporación normal del agua. Por esta razón, las partes de un motor en marcha también están extremadamente calientes. Cuando el metal sobrecalentado entra en contacto con el agua fría, pierde algo de su fuerza. Un bloque de motor caliente cubierto con agua fría podría ser debilitado, incluso si no hay problemas evidentes de inmediato, pueden producirse grietas más tarde que de otro modo no ocurrirían. Incluso las grietas que son invisibles a simple vista pueden poner presión sobre componentes vulnerables tales como juntas, causando problemas secundarios.

El nivel que arruinó el automóvil

Si el agua se ha deslizado más allá del nivel medio de los neumáticos, se puede considerar una pérdida total. Cuando el agua ha alcanzado por encima del nivel en el que se exponen los componentes eléctricos y electrónicos, el coche puede ser imposible o peligroso de manejar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles