Niveles de pH en la orina de los perros

Escrito por cayden conor | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Niveles de pH en la orina de los perros
El pH de la orina de tu perro puede variar naturalmente, pero también puede ser indicativo de infecciones en el tracto urinario. (Collie Dog on Dog Bed image by Janet Wall from Fotolia.com)

El nivel del pH en la orina de un perro varía día a día. El trabajo de los riñones es ajustar y mantener los balances de los electrolitos y de la relación base-ácido, dependiendo de la dieta y el ejercicio del perro. Por sí mismo, el alto o bajo nivel de pH en la orina no indica necesariamente que haya algún problema; pero si el pH fuera de base se combina con otro síntoma, lleva a tu perro a que le hagan exámenes para ver si tiene problemas como infecciones del tracto urinario, cálculos renales y cristaluria.

Otras personas están leyendo

pH de la orina inferior a 7,0

La orina que es 7,0 es neutral. Cualquier cantidad más baja indica orina ácida. Un perro saludable que se alimenta con una comida principal una vez al día, a diferencia de dos o tres tiempos de comida al día, usualmente tiene una orina con pH ácido. El pH no debe ser más bajo que 6,2. Si la orina baja más de 6,2 vigila constantemente a tu perro, pero si cae por debajo de 6,0 debes de visitar al veterinario de inmediato, ya que puede existir un problema sistémico.

pH de la orina mayor a 7,0

Cualquier cantidad más arriba del pH neutral 7,0, indica orina alcalina. Si el perro se alimenta con una dieta alta en carbohidratos (muchos granos), puede tener un pH alcalino. Algunos medicamentos también pueden causar que el pH se vuelva alcalino. Si un perro tiene orina alcalina constantemente, puede tener una infección del tracto urinario. Algunos tipos de bacterias que causan infecciones urinarias y del riñón también producen una enzima que vuelve alcalina a la orina.

Cálculos en el riñón

Un perro con orina constantemente alcalina también puede presentar cálculos renales. Los cálculos renales son conocidos de otra manera como cristales. Los cálculos pueden ser causados por el uso excesivo de antibióticos de sulfonamida. Los riñones también puede tener la incapacidad de reabsorber el bicarbonato, el cual causa también orina alcalina.

Diagnóstico

El diagnóstico de los cálculos renales (cristales), es generalmente hecho al revisar el nivel de pH de la orina de tu perro. Pueden ser necesarios los rayos X, para ver si hay cálculos presentes y se hacen generalmente si el pH de la orina es malo. No hay otros síntomas externos de los cálculos más que el pH alcalino.

Tratamiento

El tratamiento para los cálculos renales involucra el tratamiento de la causa subyacente. Si los cálculos son causados por la orina alcalina, los factores de riesgo son eliminados y el volumen de orina se eleva. Esto se hace por una modificación de la dieta y a veces con terapia de medicamentos. También se pueden necesitar modificaciones adicionales de los niveles del pH.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles