Lifestyle

Cómo ser una novia militar

Escrito por ehow contributor | Traducido por laura guilleron
Cómo ser una novia militar

Tener una relación con un militar puede resultar difícil.

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Cómo ser una novia militar. Se puede decir que todas las relaciones son laboriosas, pero el estar involucrado en una relación con un militar agrega otro nivel de dificultad a la mezcla. Los militares tienen su propio estilo de vida, lenguaje, expectativas y complicaciones. Estar con un militar no siempre es sencillo pero puede que valga la pena. La clave para una relación exitosa radica en saber sobrellevar los altos y bajos de la vida militar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Decide si la vida militar es para ti. Antes de involucrarte en una relación amorosa apresuradamente, determina si estás a la altura del desafío. Ser una novia militar implicar lidiar con despliegues, sus compañeros, las formalidades militares, los acrónimos militares y, a veces, quedar en segundo lugar con respecto a su actividad. Si no estás lista para eso y más, entonces pasa al siguiente hombre.

  2. 2

    Aprende a ser independiente. Sé consciente de que el servicio te puede arrebatar a tu novio en cualquier momento. Aunque puedes depender de él, tendrás que depender más de ti misma. Aprende a hacer cosas por cuenta propia. Sé valiente y prueba cosas nuevas.

  3. 3

    Construye una relación con confianza y comunicación. Hablen entre sí acerca de todo. Sean completamente honestos. Ten paciencia con tu novio militar cuando no pueda contarte algo relacionado al trabajo. Algunas veces la confidencialidad se debe a la naturaleza del trabajo, otras tal vez no quiera decirte porque se trata de algo muy perturbador. Confía en su decisión.

  4. 4

    Únete a un grupo o foro de apoyo en línea para novias militares. Muchos de los foros de esposas militares también aceptan a las novias. Compara varios antes de escoger el indicado para ti. Cada foro y grupo tiene su propia personalidad. Debes conocer gente que concuerde con tus necesidades. Las mujeres de estos grupos pueden responder tus preguntas, escucharte atentamente y comprender tu situación cuando nadie más puede.

  5. 5

    Aprende lo básico de los acrónimos militares. Cada rama militar tiene su propio lenguaje y acrónimos. Cuando escuches a tu novio decir "tengo que tomar el APTF antes de que mi CO me deje cambiar mi MOS", pídele que te lo explique. Por cierto, en lenguaje militar eso significa "Tengo que hacer la Prueba de Aptitud Física del Ejército antes de que mi oficial de mando me deje cambiar mi especialidad ocupacional militar".

  6. 6

    Ten paciencia cuando conduzcas a la base. A menos que tu militar esté contigo en el automóvil, llegar a la base puede ser una verdadera molestia. Necesitas tu licencia de conducir, el registro del automóvil, prueba de un seguro automovilístico y quizás hasta te hagan llamar a tu novio para probar que tienes un motivo para entrar a la base. Debes presentarle tu documentación al guardia de la entrada donde podrían inspeccionar tu vehículo. Luego te dan un pase de visitante. Puede que las filas para obtener el pase sean largas, así que lleva un libro.

  7. 7

    Conoce a otra gente en la unidad de tu novio. Acompáñalo a las funciones de la unidad y conoce a los hombres con los que trabaja, así como a sus esposas y novias. Cuando eres una novia militar, suelen dejarte fuera del círculo en lo que respecta a la difusión de información sobre la unidad. La unidad le dice cosas a las esposas, pero no a las novias. Si te haces amiga de una de las esposas, ella te puede infiltrar. Eso es particularmente útil cuando tu novio militar participa en un despliegue.

  8. 8

    Acostúmbrate a la hora militar. No son las 6 p.m., sino las 1.800 horas. También acostúmbrate a llegar a las funciones al menos 15 minutos antes. Los militares reciben un castigo cuando se retrasan, por lo que llegar temprano se convierte en un hábito de su vida cotidiana.

  9. 9

    Prepárate para el despliegue. Ya sea por algunos meses o un par de años, los despliegues son una realidad. Rara vez son fáciles para ti (o él), pero los puedes sobrellevar. Usa tus grupos de apoyo, comunícate con tu militar lo más que puedas, tómate el tiempo para alcanzar tus propias metas y limita la cantidad de noticias que miras (lo hace más sencillo).

Consejos y advertencias

  • Sé comprensiva cuando te diga acerca de un despliegue. A pesar de que se vayan a extrañar, los despliegues le dan la oportunidad de poner su entrenamiento a prueba. Es alarmante saber qué circunstancias va a enfrentar, pero confía en sus habilidades y disfruta el tiempo que comparten juntos.
  • No te obsesiones con el hecho de que tu novio se irá por largo tiempo y no lo culpes por eso. Él ya se siente lo suficientemente culpable cuando te deja.
  • No te sientas ofendida si te llaman "civil". Hay tantas diferencias entre la vida militar y el "mundo civil" que los miembros del ejército suelen hacer la distinción llamando "civiles" a todos aquellos fuera del ámbito militar. A veces es una mala palabra. Si ese es el caso, defiéndete.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media