Primer empleo, nueva apariencia

  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Cómo actualizar tu guardarropa de la universidad para adaptarlo a tu vida laboral.

Primer empleo, nueva apariencia
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Estaba un poco nerviosa con que usar un traje todos los días pudiera estropear mi estilo personal, pero me di cuenta de que aún así puedo usar ropa que adoro y con la que me siento cómoda,

— Avni P., abogada con sede en Nueva York.

Como si entrar al mundo real no te pusiera lo suficientemente nerviosa, ahora es momento de deshacerte de esas sudaderas con logotipos en relieve (sí, inclusive aquellas que tienen el acrónimo de tu alma máter) y comenzar a usar... bueno ¿qué puedes usar exactamente? Vestirte de acuerdo a tu nuevo empleo puede ser simplemente una cuestión de probar las aguas en la oficina, pero con mujeres conformando el 46 por ciento de la fuerza laboral, no querrás perderte en un mar de trajes. "Pelea contra la vestimenta tradicional usando texturas poco convencionales o accesorios que llamen la atención y de los cuales emane tu estilo", dice la experta en modas Sarah Shirley, quien trabaja habitualmente en programas como "The Today Show". Las mujeres de verdad nos enseñan que hay muchas maneras de hacer notar tu esencia individual sin importar la profesión.

Ámbito profesional

Primer empleo, nueva apariencia
(Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Usar un traje es necesario para una entrevista, pero eso no significa que tenga que ser aburrido.

"Destácate y opta por un traje gris o azul marino con un gran patrón de espiga en lugar del traje negro tradicional", sugiere Shirley. También puedes optar por comprar una bolsa para el trabajo lo suficientemente grande para que quepan tus documentos. "Nada de bolsas pequeñas en donde solo quepa tu brillo labial y tu teléfono."

Avni P, una abogada con sede en Nueva York, dice que hay cierto grado de libertad de expresión propia incluso en los entornos más profesionales.

"Estaba un poco nerviosa de que usar un traje todos los días pudiera estropear mi estilo personal, pero me di cuenta de que aún así puedo usar ropa que adoro y con la que me siento cómoda".

Ella comenzó buscando trajes sastre con chaquetas y collares interesantes, con un patrón o textura únicos. "Amo usar una blusa bonita que añada un toque femenino", dice. "Me gusta usar cualquier prenda con colores brillantes, volantes y diversas telas, para seguir luciendo un gran atuendo aún cuando me quite la chaqueta."

Puedes hacer que estas prendas tengan doble uso combinándolas con pantalones vaqueros ajustados o una falda de talle alto para fiestas fuera del trabajo. Tiendas como Banana Republic, Zara, Kenneth Cole, French Connection, Club Monaco y J. Crew se volvieron las favoritas de Avni dado que tienen ropa para diferentes tipos de cuerpo y no venden ropa aburrida. "Sus trajes me hacen sentir extremadamente elegante, combinada e incluso sexy".

Avni también dice que recientemente descubrió la belleza de los tacones anchos. "Yo siempre optaba por los tacones de aguja delgada en la universidad", dijo. "Pero los tacones anchos y las plataformas acolchadas son sorprendentes cuando tienes que permanecer de pie durante 8 horas al día".

Shirley también sugiere buscar entre las marcas como Ann Taylor. Sus zapatos "son similares a los de Manolo Blahniks, pero no te dejarán en bancarrota".

Limita la joyería a dos piezas, evitando el uso de aretes que cuelguen demasiado o brazaletes gruesos que puedan engancharse en tu manga. "Un bonito reloj se ve muy profesional", dijo Shirley.

La joyería de fantasía quizá haya sido una buena opción en la universidad, pero puedes mejorarla. No tiene que costar una fortuna. Avni dice que entre algunas de sus piezas favoritas se encuentra un conjunto de perlas que recibió como regalo de graduación y un reloj de oro antiguo que su madre usaba para verse bien en los años 60. "Me hacen sentir como si estuviera dándole estilo a lo que uso y no simplemente apegándome a un uniforme aburrido todos los días."

Estilo casual de negocios

Enfócate en prendas separadas, como pantalones largos de piernas anchas, blusas vanguardistas o faldas lápiz y de corte triangular. "Se pueden usar fácilmente en la oficina y durante una cena", dijo Shirley.

Elizabeth P. de 29 años, quien trabaja en el sector de publicidad y mercadotecnia, declara que al principio compró dos trajes de acuerdo al consejo de sus asesores de la Universidad, pero "rápidamente se aprende que esa regla no aplica en todos los ámbitos".

"Es importante que investigues y descubras qué es lo que se espera de ti al ser entrevistado o laborando", dijo. "Un par de pantalones a la medida, una falda y chaqueta estilizadas son prendas importantes que debes tener si trabajas en mi campo, pero usarlos en conjunto podría hacerte ver un poco rígida y conservadora".

En vez de eso, ella sugiere buscar un par de artículos que se vean profesionales pero que te permitan mostrar tu propio sentido de la moda.

"Como no quería deshacerme de los trajes en los que acababa de invertir, aprendí a sacarles provecho", dice. "Combiné la chaqueta con un suéter delgado, pantalones vaquero negros ajustados y zapatos de tacón. Luego complementé el atuendo usando un gran collar o aretes para lograr mi propio estilo". Agregar un accesorio clave como un cinturón de charol o uno con estampado de animales también puede servir para mostrar tu personalidad.

Elizabeth también gusta de ir a ventas de liquidación de diseñadores. "Buscar entre todas las opciones y tamaños, luchar contra las multitudes y conseguir un lugar dentro de los concurridos probadores puede requerir que hagas un gran esfuerzo, pero las increíbles prendas y los precios harán que valga la pena", dijo. "¡Te darás las gracias con cada cumplido que recibas!".

¿Te interesan otras joyas ocultas? Puedes acudir a tiendas de ropa antigua y de segunda mano, o incluso al armario de tu mamá. "Uno de mis descubrimientos más preciados son las botas Gucci de cuero negro de los años 70 que pertenecen a mi mamá", dijo Elizabeth. "No las ha usado en años, pero han perfeccionado más atuendos de los que puedo contar".

Termina tu vestuario con una gran bolsa de mano y un increíble par de tacones. "Creo que pueden hacer que cualquier atuendo destaque", sostuvo Elizabeth. "Comienza con cosas básicas como la clásica bolsa y zapatos de charol negros con tacón que combinan con la mayor parte de tu guardarropa, y empieza a experimentar a partir de ahí."

Ámbitos casuales o creativos

A pesar de que podrías salirte con la tuya con mucho más que eso, aléjate de la ropa demasiado sexy o andrajosa, advierte Shirley. "Sé tú misma pero sé profesional", dice. "No uses cosas con demasiadas "púas" que puedan herir a tus compañeros de trabajo".

En vez de eso, elige un buen par de pantalones vaqueros (intenta con los Gap o J Brand), playeras con estampado o incluso pantalones cargo ajustados.

Shirley sugiere buscar prendas vistosas como anillos gruesos o aretes únicos de marcas como Alexis Bittar, o buscar en mercados de pulgas y tiendas de segunda mano.

Lauren U., de 26 años, que trabaja en el sector del comercio minorista, está de acuerdo con Shirley en que vale la pena invertir en accesorios vistosos. "Ser bajita y mujer en el área de trabajo a veces puede ser algo contraproducente para ti, por eso me encantan las plataformas ocultas de mis zapatos de tacón Christian Louboutin que me hacen ver un poco más alta", dice.

Cuando va en camino a demostraciones comerciales, cambia sus zapatos por zapatillas de ballet negras. "¡Son cómodas y clásicas!".

Para Lauren, también se trata de saber usar elementos básicos como una blusa sastre con pantalones vaqueros ajustados. "Amo mezclar prendas verdaderamente femeninas con prendas masculinas", dice. "Si algo te queda muy bien, aún si pagas 50 dólares por ello, se verá como de un millón y tu también". Para comprar prendas básicas intenta ir a tiendas como H&M, Urban Outfitters, ASOS y Forever21. Para conseguir ofertas ella busca en sitios como Gilt.com.

Aún cuando el área de trabajo sea casual, Lauren dice que hay una línea delgada para llegar a ser demasiado descuidada. "Siempre he trabajado en ambientes de trabajo informales, y constantemente procuro no usar cosas demasiado reveladoras o demasiado desaliñadas".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles