Mi nuevo gato adoptado no quiere comer

Escrito por susan paretts Google | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Mi nuevo gato adoptado no quiere comer
Otras mascotas pueden molestar a tu gato, lo que provoca que no quiera comer. (David De Lossy/Photodisc/Getty Images)

Cuando adoptas un gato y lo llevas a casa, el cambio de ambiente y rutina puede hacer que tu gato experimente estrés. Un gato bajo estrés puede llegar a estar letárgico y negarse a comer. Haz que tu nuevo gato se sienta más en casa tomando medidas para reducir su estrés y convéncelo de comer para evitar que se desarrollen problemas médicos más graves.

Otras personas están leyendo

Reducir el estrés del gato nuevo

Todo el proceso de llevar a casa a tu gato nuevo (el paseo en coche, los nuevos aromas y el cambio en su entorno) puede abrumarlo. Reduce su estrés creando un ambiente tranquilo, lejos de otros animales, con una caja de arena y platos de agua y comida. Proporciónale un lugar cómodo para dormir, como una cama de gato o una manta suave. Si es posible, pregunta al refugio donde lo adoptaste si tienen una toalla o manta en la que haya dormido o se haya acurrucado. Coloca este artículo en su nueva habitación para que se sienta más a gusto.

Causas médicas

Un gato con alguna enfermedad puede vomitar, tener diarrea, estornudar o parecer letárgico. La mayoría de los gatos de los refugios padecen el virus del herpes, una enfermedad que causa congestión nasal, lo que provoca una disminución del apetito, según Seattle Himalayan and Persian Rescue. Si un gato no puede oler su comida, no comerá, afirma el sitio web Vetinfo. La enfermedad dental provoca una falta de apetito por el dolor que causa masticar. Otras causas médicas de la falta de apetito son la enfermedad renal, infecciones, enfermedad hepática, pancreatitis, cáncer, problemas cardíacos y parásitos intestinales. Una reacción a una vacuna reciente también puede causar pérdida temporal del apetito, según WebMD.

Cambios en la alimentación

Si comienzas a alimentarlo con un alimento que no ha comido antes, puede que no quiera comerla. Averigua con el personal del refugio o anterior dueño del gato qué tipo y marca de comida comía; sigue alimentándolo con esa comida durante el tiempo inicial en su nuevo hogar. Tu gato necesita una dieta rica en proteínas animales como ingrediente principal, junto con taurina para mantener su salud, según la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales). Para cambiar su dieta, comienza agregando porciones cada vez mayores del nuevo alimento a su dieta original durante un período de una a dos semanas.

Soluciones

Llévalo al veterinario para que le realicen un examen para asegurarte de que no padece una enfermedad que cause que no quiera comer. Un gato que no come durante 24 horas necesita atención veterinaria para prevenir lipidosis hepática, una enfermedad que conduce a una acumulación de células de grasa en el hígado, afirma Vetinfo. Tiéntalo a comer con golosinas para gatos colocadas sobre su comida, jugo de atún o piezas de pollo cocido desmenuzado. Coloca un difusor de feromonas sintéticas para gato en su habitación para calmar y reducir el estrés.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles