Nutrición para la atrofia muscular

Escrito por kristin davis | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Nutrición para la atrofia muscular
La carne, el yogur y las frutas pueden ayudarte a paliar la atrofia muscular. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

La atrofia muscular es un proceso en el que se produce una pérdida o una reducción del tamaño del músculo. Puede sobrevenir por diversas razones; por ejemplo, como resultado de la inactividad debido a un trabajo o a un estilo de vida sedentarios. También puede ser consecuencia del padecimiento de alguna enfermedad (como la distrofia muscular), en la que los músculos se vean afectados. En cualquier caso, la nutrición podrá ayudarte a prevenirla.

Otras personas están leyendo

Comer los alimentos adecuados

Si sufres atrofia muscular, podrás prevenir o retrasar la pérdida de más masa muscular incorporando ciertos alimentos a tu dieta. Los músculos están compuestos principalmente por proteínas; por lo tanto, el consumo de alimentos ricos en estos nutrientes te ayudará a ralentizar o a evitar la pérdida muscular. Esto no significa que debas seguir una alimentación exclusivamente a base de proteínas, ya que tu dieta debe ser equilibrada. También es importante que incluyas frutas y verduras, con el fin de que tus músculos reciban el aporte nutricional necesario para mantenerse vitales y fuertes. Además, te vendrá bien seguir una dieta baja en grasas para reducir el riesgo de llegar a padecer sobrepeso u obesidad.

Alimentos proteínicos

Algunos alimentos poseen de forma natural más proteínas que otros. Entre los alimentos de mayor aporte proteico se encuentran todo tipo de frutos secos, la mantequilla de maní, los huevos y los productos lácteos, como la leche o el queso. Los helados, los batidos y el pudín están elaborados con leche y son otra opción a considerar. Todas las carnes (vacuna, pollo o cerdo) y las vísceras, como hígado, riñones o corazón) contienen proteínas, pero es mejor optar por el consumo de carnes magras, ya que suelen tener un menor contenido de grasa.

Alimentos bajos en grasas

Los alimentos bajos en grasas te ayudarán a prevenir el sobrepeso o la obesidad, lo que es especialmente importante si padeces atrofia muscular. El exceso puede dificultar el buen funcionamiento de tus músculos. Algunos alimentos bajos en grasas son, por ejemplo, el requesón, el yogur y la leche descremada o semidescremada. Los productos sin grasa también pueden beneficiarte y, además, evitarán que consumas grasas innecesarias.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras le proporcionan a tu cuerpo una serie de nutrientes esenciales, pero algunas además son ricas en magnesio, un mineral que tu musculatura necesita para funcionar sin problemas. Sin la cantidad adecuada de magnesio, tus músculos se debilitan y pueden sufrir espasmos, lo que es especialmente negativo si padeces atrofia muscular. La calabaza, los plátanos, las hojas de remolacha, las espinacas y otras verduras de hoja verde son algunos de los alimentos ricos en magnesio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles