Objetivos para leer cuentos a estudiantes

Escrito por kevin corbett | Traducido por eleni riveros iglecias
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Objetivos para leer cuentos a estudiantes
Los estudiantes se pueden beneficiar en muchas maneras al escuchar una historia en voz alta. (Comstock/Comstock/Getty Images)

La palabra hablada ha estado presente mucho más tiempo que la palabra escrita. Los primeros humanos aprendieron las historias de su cultura en torno a una fogata, no en una biblioteca. Sin embargo, leer y escuchar historias no tienen que competir entre sí. Cuando los maestros incorporan la lectura de historias en sus programas de estudio, los estudiantes pueden alcanzar muchos de los mismos objetivos educativos que lograrían leyendo las historias por ellos mismos, así como los que pueden lograr con sólo escuchar las historias en voz alta.

Otras personas están leyendo

Ayuda a los estudiantes con dificultades

En todas las edades hay estudiantes con dificultades en la lectura, para quienes leer sólo un párrafo requiere la pronunciación de cada palabra. Para ellos, escuchar la lectura puede remover la barrera de tener que procesar el texto escrito. Por supuesto, no habrá siempre alguien presente para leerles, pero escuchar un libro sobre un tema que particularmente disfrutan, puede ayudar a disminuir la actitud de "los libros son estúpidos", la cual pudieron haber desarrollado debido a sus dificultades. Estos estudiantes tal vez nunca lean "Guerra y Paz" como resultado de que le lean antes, pero escuchar historias puede evitar que renuncien por completo a la lectura.

Mejora la participación

Los estudiantes de hoy viven en una cultura donde la mayoría de los medios de comunicación que consumen, vienen en forma de elementos visuales llamativos y sonidos diseñados con fluidez. Si bien, una historia leída tal vez no tenga el mismo valor de producción que una película o video musical, cosas simples como la voz espeluznante que el maestro crea para un fantasma, por ejemplo, puede mejorar su participación. Escuchar historias no significa el reemplazo de la lectura, sino más bien un incentivo para mostrar a los estudiantes cuánta diversión podrían obtener leyendo por sí mismos.

Aumenta la comprensión

Muchos niños a veces, incluso quienes no son en absoluto malos lectores, tienden a leer monótonamente cuando se les pide que lo hagan en voz alta. Cuando los maestros leen a los estudiantes, son capaces de transmitir las sutiles cadencias en las oraciones que ellos a menudo olvidan cuando leen. Escuchar historias puede mejorar su comprensión sobre los elementos literarios, tales como tono y modo. Además, escuchar libera partes de su cerebro que, de otro modo, estarían ocupadas procesando las letras y palabras de la página, y les permite visualizar mejor lo que sucede en la historia.

Mejora las habilidades de escuchar

Cuando los maestros leen historias a sus estudiantes, no solo están mejorando su habilidad de escucharlas, sino también su habilidad de escuchar todas las formas de la comunicación oral. Ser capaces de oír lo que las personas están diciendo, y procesar correcta y rápidamente el significado de sus palabras, es una habilidad que se requiere en casi todas las carreras, sin mencionar todos los aspectos de la vida. Estas habilidades no sólo beneficiarán a los estudiantes en el futuro, sino que ser mejores oyentes puede mejorar su vida social y familiar actual.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles