Objetivos y metas del departamento de mantenimiento de una escuela pública

Escrito por bonnie swain schindly | Traducido por bety piña
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Objetivos y metas del departamento de mantenimiento de una escuela pública
Los objetivos de los trabajadores del mantenimiento escolar son cumplir con las reparaciones, el mantenimiento preventivo y de seguridad. (school sign image by sonya etchison from Fotolia.com)

Un departamento de mantenimiento de una escuela pública se asegura de que todas las instalaciones funcionen sin problemas para que los maestros y los estudiantes se enfoquen en la educación y no en los techos con goteras o la mala iluminación. Estos empleados se encargan de todo, desde reparar grifos que gotean hasta sustituir los filtros de la caldera. Los objetivos y metas de un departamento de mantenimiento de una escuela pública incluyen las reparaciones de rutina y las medidas preventivas. Estos trabajadores también se ven afectados por presupuestos escolares ajustados que requieren que los equipos de mantenimiento hagan más con menos fondos.

Otras personas están leyendo

Reparaciones

El departamento de mantenimiento de una escuela pública se enfoca en solucionar problemas. Este importante objetivo conlleva una larga lista de responsabilidades, tales como desatascar cañerías en los baños, enyesar paredes o pintar puertas. Los trabajadores de mantenimiento reparan el equipo de la cafetería y revisan que la calefacción o el aire acondicionado funcione bien. Los trabajadores se basan en planos, manuales y catálogos para determinar la mejor solución para un problema técnico en una instalación. Suelen realizar su trabajo con poca supervisión y son expertos en plomería, carpintería, control de plagas y trabajo eléctrico, según la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés). Las herramientas que utilizan incluyen equipo manual y eléctrico, como martillos, destornilladores, sierras y taladros.

Preventivo

El departamento de mantenimiento de escuelas públicas anticipa y corrige problemas antes de que se conviertan en tareas costosas. Este objetivo incluye las revisiones de rutina de los equipos e instalaciones para asegurar su funcionamiento y seguridad. Por ejemplo, el cuidado preventivo de rutina en un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC, por sus siglas en inglés) implica sustituir filtros de aire, limpiar hornillas y bobinas, revisar que no haya fugas e inspeccionar las juntas en las tuberías antes de que falle el equipo de HVAC. Al no hacer un mantenimiento preventivo, un sistema escolar corre el riesgo de tener que hacer reparaciones más costosas que normalmente interrumpen las clases, dice el Consejo de Planificadores de Instalaciones Educativas (CEFPI, por sus siglas en inglés). Los niños no pueden aprender cuando se distraen con baños sucios o techos deteriorados, señala el CEFPI.

Seguridad

Muchas escuelas están contaminadas con moho y asbesto, de acuerdo con el CEFPI. Los trabajadores de mantenimiento de las escuelas públicas tienen el reto de eliminar estas toxinas y prevenir su reaparición. Algunos sencillos pasos de mantenimiento pueden erradicar estos contaminantes en el aire, como colocar parches en los techos con goteras, tallar alfombras y desinfectar conductos de ventilación, según informa el CEFPI. Un departamento de mantenimiento está al pendiente de la acumulación de moho revisando que las ventanas estén libres de humedad y reparando inmediatamente grifos que goteen. Los trabajadores también controlan la presencia de fibras de asbesto en el aire y siguen las normas de la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) para aislar las áreas y luego tomar las medidas necesarias.

Presupuesto

Ahorrar costos es tan fundamental para el mantenimiento de una escuela como los desinfectantes y trapeadores. Los equipos de mantenimiento buscan maneras de adaptarse a los ajustados presupuestos, según el sitio web Peter Li Education Group. Por ejemplo, el equipo de mantenimiento de escuelas en Suffolk, Virginia, equipa a cada director de escuela con un termómetro digital portátil para comprobar si las aulas están demasiado calientes o frías antes de solicitar un trabajador de mantenimiento. El departamento de mantenimiento de Suffolk también pide a los maestros, entrenadores y conductores de autobús que durante las vacaciones de verano pinten las paredes interiores y corten el pasto de los terrenos de la escuela. En Omaha, Nebraska, los trabajadores se aseguran de que alguien llegue temprano en la mañana para dar servicio de mantenimiento y alguien lo haga más tarde para que los problemas de mantenimiento se puedan resolver sin interrumpir las clases o para evitar tener que pagar horas extras.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles