Cómo hacer objetos de cerámica

Escrito por ehow contributor | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer objetos de cerámica
Disfruta creando tus propios objetos decorativos de cerámica. (Potter working with clay bowl on potter's wheel image by Alexey Khromushin from Fotolia.com)

El arte de elaborar objetos de cerámica te permite satisfacer tus inquietudes creativas al mismo tiempo que te aporta una vía de escape a través de la cual poder expresarte. Sumérgete en un pasatiempo gratificante moldeando la arcilla para convertirla en preciosos objetos con los que decorar tu casa. Estos pasos básicos te ayudarán a comenzar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Arcilla
  • Horno para cerámica
  • Esmalte para cerámica
  • Pincel
  • Torno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Diseña tus piezas de cerámica

  1. 1

    Acude a una tienda de arte y manualidades de tu localidad y compra arcilla de la que se utiliza para hacer objetos de cerámica que ya esté lista para tornear. Haz un pedido pequeño al principio; 1 libra (0,5 kg) estará bien para comenzar. Toma un trozo de arcilla del tamaño de una pelota de tenis y dale una forma redondeada.

  2. 2

    Moldea la arcilla mientras la haces girar para darle la forma que hayas elegido. Aprieta en el centro de la bola utilizando el dedo pulgar y el índice.

  3. 3

    Mientras hacer girar la bola, empújala hacia arriba para crear un cuenco. Debes ir alisando el exterior de la pieza al mismo tiempo que con el pulgar y el índice vas haciendo el interior del cuenco. Elimina cualquier bulto que pueda aparecer para mantener la arcilla lisa y uniforme.

  4. 4

    Aprieta la arcilla para ir estrechándola con cada movimiento que hagas hacia arriba. El giro del torno ayudará a elevar las paredes del cuenco. Continúa manipulando la arcilla hasta que la pieza alcance la altura deseada. Deberías ser capaz de moldearla hasta que las paredes tengan 1/4 de pulgada (0,6 cm) de espesor.

  5. 5

    Alisa el fondo del cuenco dándole golpecitos contra una superficie dura y plana. Tendrás que conseguir que la base de los objetos de cerámica esté lisa y plana para que puedan quedarse estables sobre una mesa cuando estén acabados.

    Cuece tus piezas de cerámica

  1. 1

    Deja secar la pieza todo el día en un lugar soleado. Luego, déjala toda la noche a temperatura ambiente para que esté lista para la primera cocción. Puedes comprar tu propio horno de uso casero en alguna tienda de suministros de cerámica, como Clay King o The Clay Place (ver Recursos más adelante).

  2. 2

    Cuece tus piezas en el horno a una temperatura de 800 a 850 °F (425 a 450 °C). Puedes cocer varias al mismo tiempo, así que será mejor que reúnas unas cuantas para meterlas juntas en el horno.

  3. 3

    Aplica con un pincel un esmalte para cerámicas del color que prefieras. Deja secar la pieza por completo durante la noche a temperatura ambiente y métela de nuevo en el horno.

Consejos y advertencias

  • Si la arcilla se seca, añádele un poco de agua y trabájala para incorporarla.
  • Recuerda que puedes cocer más de una pieza en la etapa final, pero ten en cuenta que no deben tocarse entre sí.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles