Cómo obtener el bronceado perfecto

Escrito por lisa cox | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo obtener el bronceado perfecto
Usa protector solar cuando vayas a tomar sol. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

A mucha gente le gusta estar bronceada en los meses de verano, y en los últimos tiempos se han introducido muchos métodos nuevos y productos de bronceado en el mercado que hacen que sea aún más fácil obtener el tono de piel que deseas. Ya sea que prefieras usar el sol, los rayos UV, una cabina de bronceado en el spa o muchas de los distintas lociones y aerosoles de aplicación casera, conseguirás resultados más satisfactorios si sigues unos cuantos pasos sencillos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Exfoliante
  • Humectante
  • Loción SPF
  • Loción o aerosol de bronceado
  • Aplicador de bronceado
  • Jabón neutro

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparación

  1. 1

    Antes de comenzar a broncearte controla que no tengas ningún problema en la piel, sobre si todo si te quieres broncear con los rayos del sol o UV. Un doctor debería revisar la descoloración de la piel, los lunares y demás imperfecciones antes de poder broncearte.

  2. 2

    Usa un exfoliante. Para aumentar las posibilidades de obtener un bronceado más parejo y dorado, necesitas exfoliar todo tu cuerpo para quitar las células de pie muerta y seca y darle lugar a la piel fresca y suave.

  3. 3

    Huméctate para ayudar a mantener tu piel lisa y suave durante el proceso de bronceado. Aplícate un humectante que no sea grasoso en todas las partes de tu piel que quieras broncear.

    Camas solares y de bronceado

  1. 1

    Aplícate las lociones adecuadas. Compra un protector solar con un factor de protección (o SPF emn inglés) de al menos 15; procura que sea el ideal para el tono tu piel y espárcelo bien en todas las zonas del cuerpo antes de broncearte. Es fundamental que protejas tu piel de los rayos del sol y UV.

  2. 2

    Controla el tiempo. Si te bronceas en el sol, tómate la misma cantidad de tiempo para la parte de adelante y la de atrás para asegurar que tengas un bronceado parejo en todo el cuerpo. Descansa cada tanto: luego de haberte bronceado en el sol o en la cama solar durante 10 minutos, toma un descanso de 10 minutos en la sombra para evitar que los rayos del sol o UV “cocinen” tu piel. Deja que tu piel respire durante intervalos periódicos para desarrollar esa apariencia bronceada y suave.

  3. 3

    Báñate con agua fresca luego de broncearte en el sol o la cama solar. Tu piel te agradecerá el período refrescante y el agua aliviará la piel quemada. Aplícate humectante nuevamente tras la ducha para fijar el bronceado y darle un brillo color bronce a la piel.

    Bronceado falso

  1. 1

    Practica usando tu solución de bronceado falso antes de colocártela en el cuerpo. Si es tu primera vez, piensa en ir a un spa y dejar que un profesional te muestre cómo hacerlo. Experimenta con aerosoles de bronceado caseros en una toalla vieja que puedas desechar para asegurar que funcionen. Elige una pequeña porción de piel que puedas esconder por unos días y prueba tu loción de bronceado.

  2. 2

    Aplícala de forma pareja usando un guante de bronceado u otro aplicador recomendado. Pásate la mano por la piel con movimientos circulares para asegurar que el color se distribuya de forma pareja. Deja que el color se asiente por unos días de aplicar otra capa. Para obtener el tono de bronceado deseado con lociones y aerosoles caseros se requiere tiempo y paciencia.

  3. 3

    Usa un jabón neutro luego de broncearte. Procura dejar pasar unas horas antes de bañarte para que el bronceado tenga tiempo de fijarse, luego usa jabones y champús neutros para evitar que el bronceado se vaya. Podrás volver a usar los jabones que acostumbras al cabo de unos días, hasta que llegue el momento de aplicar más.

Consejos y advertencias

  • Broncéate con un amigo. Suele ser difícil determinar el verdadero color de tu propio bronceado; un amigo te dará una opinión objetiva de cuándo habrás alcanzado el tono de bronceado ideal y evitará que te excedas y termines con una apariencia “naranja”.
  • Usa las lociones y aerosoles de bronceado lejos de los muebles y la ropa. Estos productos dejan manchas.
  • Piensa en comenzar con una loción de bronceado lavable o semi permanente para aprender cómo aplicarla de forma correcta antes de entregarte por completo al bronceado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles